Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Pasajeros en Tránsito

Parasitos, Arcontes y Voladores

8 Septiembre 2010 , Escrito por blackrainbow Etiquetado en #Asedio

 Parásito


"Un parásito es un organismo que vive dentro o sobre el tejido vivo de un organismo anfitrión, a expensas de él. La interacción biológica entre el anfitrión y el parásito se llama parasitismo. El parasitismo es un tipo de simbiosis, por una definición, aunque otras definiciones de la simbiosis excluyen parasitismo, ya que requiere que el huésped se beneficie de la interacción, así como el parásito."

"Los parásitos son generalmente más pequeñas que sus anfitriones, absorben los nutrientes de los fluidos del cuerpo del anfitrión, pero esto está lejos de una estrategia universal."

 

De hecho, hay muchas estrategias, relativas a lo que el parásito requiere de su anfitrión, y de cómo el parásito va a conseguirlo. parasito.jpg

Una clase importante de estrategias incorpora una modificación de la conducta del anfitrión, con el fin de lograr un resultado beneficioso para el parásito y no necesariamente beneficioso para el anfitrión - podría ser fatal para él.


Algunos ejemplos observados en la naturaleza son la de la avispa parásita Hymenoepimecis sp. que se adhiere a una araña anfitrión, induciéndola a crear una red especial que será utilizada por la pupa de avispa después de que haya matado y comido a la araña, (la red de la muerte del parásito).

El gusano de pelo parasítico Nematomorfo se desarrolla dentro de los saltamontes y grillos. Cuando maduran, éstos "lavan el cerebro" a sus anfitriones, haciendo que se sumerjan en el agua, permitiendo a los gusanos emerger y nadar para encontrar pareja. Los saltamontes o grillos son dejados solos con sus problemas o bien muertos o moribundos (los parásitos lavan el cerebro de los saltamontes a sumergirse a la muerte).

Podrían proporcionarse muchos otros ejemplos de parasitismo en la naturaleza.

"...hay un parásito que ataca a un cierto tipo de cangrejo y se come todos los tejidos blandos que no son esenciales dentro de él, pero deja lo básico que permite la locomoción - músculos clave, nervios ópticos, etc. Es entonces capaz de asumir esta parte ahuecada de cangrejo y utilizarla en la forma de un Teniente Imperial en la fantasía de Star Wars operando un Walker Imperial.

"La rabia es causada por un parásito, y produce un tipo particular de locura que hará que un mamífero infectado, incluso un ser humano, quiera a morder o causar el derramamiento de sangre de otros mamíferos, abriendo así un vector, una vía de transmisión, para el parásito.

 

El punto aquí es que el parasitismo puede ser una forma de interacción, no sólo entre las formas de vida en la naturaleza, sino también entre nosotros y otros tipos de entidades, ya sea les llamamos extraterrestres o cualquier otra cosa.

 

Y esta interacción es capaz de modificar el deseo y la intención de los seres humanos, aplicando un comportamiento que es bastante ajeno a su naturaleza anterior, pero se siente como si fuera su propia voluntad.

Con el reconocimiento de esta posibilidad, podemos comenzar a mirar a gran escala de actividades humanas a gran escala, para detectar señales de autodestrucción que podría injerir en las necesidades e intenciones de algún otro grupo, o alienígenas.

 

Sería fácil decir que no necesitamos ir muy lejos, pero por supuesto, no queremos inventar excusas para nuestro propio comportamiento, o hacer caso omiso de los responsables de terribles acontecimientos. ¿Cuál sería el enfoque adecuado para este tema?

Tal vez un buen comienzo sería el de buscar nuestra propia, esencia. Inexpugnable e inmutable. Esto requiere un trabajo interior.

Castaneda dice en su último libro, El Lado Activo del Infinito , donde el brujo Don Juan le dice acerca de estos parásitos y le advierte contra el tipo de reacciones de la gente suele tener cuando se plantea la posibilidad de que nuestras almas son manipuladas por malévolos entidades:

Ellos se ríen y se burlan de ti, y la agresiva los más vencerá la mierda fuera de ti. Y no tanto porque no me lo creo. Abajo, en las profundidades de cada ser humano, hay una, visceral conocimientos ancestrales sobre los depredadores "de la existencia. (traducción automática)

La primera vez que oye una sobre la existencia de estos seres depredadores, que entran en shock ontológico, y es posible que se enfrentan a una angustia sin fondo. A continuación, podemos reaccionar con rechazo total, el desprecio, el ridículo, como la parte cínica de nuestra mente nos dice que hemos sido estúpido tener miedo a nosotros mismos con cosas tan idiotas que venía de la cabeza de un brujo que estaba loco, y cuya existencia ha ni siquiera se ha probado. Más tarde, uno se da cuenta de que la depredación es un tema recurrente, tratado en otras investigaciones por otros autores.

TAhí están los textos gnósticos, por supuesto. También existe testimonio de primera mano, las cuentas personales de los testigos vivos. Y las tradiciones chamánicas en diferentes partes del mundo hablan de este mismo fenómeno a su manera. Tal vez los místicos musulmanes que exponen el comportamiento de los Genios y "demoníaco" entidades de diversa índole, tales como los súcubos e íncubos de la Edad Media, se idéntica a "los volantes", como Don Juan los llama.

La existencia de parásitos se encuentra en los textos religiosos muy antiguo, y en la investigación, libros y estudios contemporáneos, pero toda esta información no se considera en los medios de comunicación

Loa Gnosticos dicen que estos depredadores, llamados Arcontes o Archontes, son inteligentes entidades demoníacas que consumen mundos morir. mitos gnósticos dicen que surgió por un error, y surgió como langostas del caos y la oscuridad de la materia elemental.

 

Sombras de barro

Con este término llamaba don Juan a unas entidades que existen en un plano distinto al humano y cuya principal característica es alimentarse de nuestra energía. Para este fin, escogen a las personas más débiles y literalmente les chupa, como auténticos vampiros, lo que para ellos es su sustento vital.

El hombre es un ser mágico, tiene la capacidad de volar por el universo al igual que cualquiera de los millones de conciencias que existen. Pero, en algún momento de su historia, perdió su libertad. Ahora su mente ya no es suya, es una intrusión. Los seres humanos somos rehenes de un conjunto de entidades cósmicas que se dedican a la depredación, llamados "los voladores."

Somos prisioneros de seres venidos de los confines del universo, quienes nos usan con el mismo desenfado con que nosotros usamos a los pollos. La porción del universo a la que tenemos acceso es el campo de operaciones de dos formas radicalmente diferentes de conciencia. Una, a la que pertenecen las plantas y los animales, incluso el hombre, es una conciencia blanquecina, joven, generadora de energía. La otra es una conciencia infinitamente más vieja y parasitaria, poseedora de una cantidad inmensa de conocimientos. Además de los hombres y otros seres que habitan esta tierra, hay en el universo una inmensa gama de entidades inorgánicas. Están presentes entre nosotros y en ciertas ocasiones se nos hacen visibles. Les llamamos fantasmas o apariciones.

Una de esas especies, son como enormes bultos voladores de color negro, llegó en algún momento de la profundidad del Cosmos y encontró un oasis de conciencia en nuestro mundo. Ellos se han especializado en 'ordeñarnos'. ¿El por qué de los altibajos energéticos y emocionales de la gente? Es el predador que viene periódicamente a recoger su cuota de conciencia. Sólo dejan lo suficiente para que sigamos viviendo, y a veces ni para eso. A veces se pasan y la persona enferma de gravedad, y hasta muere. Ellos no nos 'comen' literalmente, lo que hacen es una transferencia vibratoria. La conciencia es energía y ellos pueden alinearse con nosotros. Como por naturaleza están siempre hambrientos, y nosotros, por el contrario, exudamos luz, el resultado de ese alineamiento solo puede ser descrito como depredación energética.

En un plano cósmico, la energía es la moneda más fuerte y todos la quieren, y nosotros somos una raza vital, repleta de alimento. Cada cosa viva come a otra, y siempre el más poderoso sale ganando. ¿Quién dijo que el hombre está en la cúspide de la cadena alimenticia? Esa visión solo pudo ocurrírsele a un ser humano. Para los inorgánicos, nosotros somos la presa. Cuando comemos una lechuga o un bistec, estamos comiendo vida. Los depredadores cósmicos no son ni más ni menos crueles que nosotros. Cuando una raza más fuerte consume a otra inferior, está ayudando a que su energía evolucione. En el universo sólo hay guerra. Los enfrentamientos de los hombres son un reflejo de lo que pasa ahí fuera. Es normal que una especie intente consumir a otra.

Los voladores nos consumen a través de nuestras emociones, debidamente encauzadas por el parloteo interior. Han diseñado el entorno social en tal forma que estamos todo el tiempo disparando oleadas de emociones que son inmediatamente absorbidas. Sobre todo, les gustan los ataque de ego; para ellos, ése es el bocado más exquisito. Tales emociones son iguales en cualquier lugar del universo donde se presenten, y ellos han aprendido a metabolizarlas. Algunos nos consumen por la lujuria, la ira o el temor; otros prefieren sentimientos más delicados, como el amor o la ternura. Pero todos ellos están interesados en lo mismo. Lo normal es que nos ataquen por la zona de la cabeza, el corazón o el vientre, allí donde guardamos el grueso de nuestra energía.

Esos seres usan a todo lo que esté disponible, pero prefieren la conciencia organizada. Drenan a los animales y a las plantas en la medida de su atención, que no es demasiado fija. Atacan incluso a los demás seres inorgánicos, sólo que aquellos sí los ven y los esquivan, como nosotros esquivamos a los mosquitos. El único que cae completo en su trampa es el hombre.

Eso está ocurriendo sin que nos demos cuenta, porque heredamos el intercambio con esos seres casi como una condición genética, y a estas alturas nos parece algo natural. Cuando nace la criatura, la madre la ofrece como comida, sin darse cuenta, pues la mente de ella también está dominada. A partir de ahí, se esfuerza por inculcarle modales de conducta aceptables, la doma, cercena su lado guerrero y la convierte en una mansa oveja. Cuando un niño sale suficientemente energético para rechazar esa imposición, se vuelve un rebelde o un desajustado social.

La ventaja de los voladores radica en la diferencia entre nuestros niveles de conciencia. Ellos son entidades muy poderosas y vastas; la idea que tenemos de ellos es equivalente a la que tiene una hormiga de nosotros. Sin embargo, su presencia es dolorosa y se puede medir en diversas maneras. Por ejemplo, cuando nos provocan ataques de racionalidad o desconfianza, o nos sentimos tentados a violar nuestras propias decisiones. Los locos pueden detectarlos muy fácilmente, ya que sienten físicamente cómo estos seres se posan sobre sus hombros, generando paranoias. El suicidio es el sello del volador, pues su mente es homicida potencial.

A cambio de nuestra energía, los voladores nos han dado la mente, los apegos y el ego. Para ellos, no somos sus esclavos, sino una especie de obreros asalariados. Privilegiaron a una raza primitiva y le dieron el don de pensar, lo cual nos hizo evolucionar; más aún, nos ha civilizado. De no ser por ellos, aun estaríamos escondidos en cuevas o haciendo nidos en las copas de los árboles.

Los voladores nos dominan a través de nuestras tradiciones y costumbres. Son los amos de las religiones, los creadores de las Historia. Escuchamos su voz en la radio y leemos sus ideas en los periódicos. Ellos manejan todos nuestros medios de información y nuestros sistemas de creencia. Su estrategia es magnífica. Durante milenios, los voladores han urdido planes para colectivizarnos. Hubo una época en que se hicieron tan descarados, que hasta se mostraban en público, eran tiempos oscuros, pululaban por doquier. Pero ahora su estrategia se ha hecho tan inteligente que ni sabemos que existen. En el pasado nos enganchaban por la credulidad, hoy, por el materialismo.

Ellos son responsables de que la aspiración del hombre actual sea no tener que pensar por sí mismo; ¿cuánto tiempo aguanta alguien en silencio?. ¿Porqué ese cambio en su estrategia? Por que, en este momento, ellos están corriendo un gran riesgo. La humanidad está en un contacto muy rápido y cualquiera puede informarse. O nos llenan la cabeza, bombardeándonos día y noche con todo tipo de sugestiones, o habrá algunos que se den cuenta y avisen a los demás. Si lográsemos repeler a esas entidades, en una semana recuperaríamos nuestra vitalidad y estaríamos brillando de nuevo.


Puntos comunes entre Castaneda y Gnosis

Tras un examen minucioso, las enseñanzas de Don Juan, desarrollado en nueve libros de Carlos Castaneda 1968 a 1998, contienen numerosos paralelismos con la enseñanza gnóstica distintas. La novedad introducida por la brujería Castañeda es una ampliación y cambio de imagen de los conocimientos tradicionales de los antiguos videntes "de la tradición tolteca del antiguo México. Se diferencia de la magia antigua en gran medida en su falta de preocupación por intrincados juegos de poder, feudos, los pactos siniestros con los poderes no-humanos, y el control sobre los demás. Su objetivo es la libertad para el guerrero espiritual, en lugar de control sobre alguien o algo.

BTanto en términos tolteca y gnósticas, la última liberación de la humanidad puede llegar a través de frente a los depredadores extranjeros. No están aquí para ayudar a avanzar o nosotros, pero en el enfrentamiento y la superación de ellos, podemos obtener un impulso vital hacia otro nivel de conciencia.

Algunos puntos de coincidencia entre el gnosticismo y el derivado del neo-chamanismo tolteca de Castaneda son:

  1. la exposición tolteca de una mente alienígena o instalaciones extranjeras que nos hace menos y otros de lo que humanamente son: comparable a la idea gnóstica de un virus ideológico deshumanizante implantado en nuestras mentes por el extranjero o Arcontes.
  2. la importancia de que el hechicero de dominar intención: gnósticos en el énfasis de Ennoia, la intencionalidad comparables, lo que nos alinea con los dioses y nos eleva por encima de los Arcontes.
  3. La prioridad de Castañeda en la sintaxis (atribuciones correcta, y el uso de señales de mando para dirigir la intención mental): para la enseñanza gnóstica Ennoia, claridad mental comparable, y la atribución correcta (uso correcto de las definiciones).
  4. tla afirmación de que la depredación tolteca es "el tema de temas": comparable con el énfasis gnóstico sobre la intrusión de los Arcontes. FFrente a la intrusión es esencial, porque si no podemos ver la forma en que se desvían, no podemos encontrar nuestro verdadero camino en el cosmos.
  5. t el trabajo con los sueños lúcidos, viajes astrales, la proyección del doble, en los círculos gnósticos y las escuelas del misterio: comparable a muchos episodios de Castañeda.
  6. el modelo tolteca de grandes bandas de emanaciones que impregnan todo el universo: comparable a las emanaciones o streamings del Pleroma se describe en la Escuela de textos de la revelación Misterio.
  7. la distinción entre los toltecas y los inorgánicos los seres orgánicos: comparable a la distinción entre seres humanos y los Arcontes en la cosmología gnóstica.
  8. la exploración tolteca de otros mundos y dimensiones a través de la práctica de la conciencia no-ordinaria: comparable a las prácticas chamánicas de vejez de las Escuelas de Misterios.
  9. Don Juan de la descripción de la luminosa "huevo": comparable a la del óvalo de luz clara en los textos gnósticos y la revelación Augoeides o "huevo áurico" de los Misterios.
  10. la figura toltecas del Águila, una metáfora primaria en Castañeda: comparable a la misma cifra en el códices de Nag Hammadi , donde la voz de la mente sagrada instruir, tal vez equivalente a la "voz de Castañeda de ver," dice:
    • "Me apareció en forma de un águila en el Árbol del Conocimiento, el primal sabiendo que surge a la luz pura, que yo podría enseñarles y despertar en ellos fuera de la profundidad del sueño" ( El Apócrifo de Juan , 23,25-30) .
  11. la organización de brujo partido en ocho pares de mujeres y hombres brujos: comparable a la organización de las células Misterio en dieciséis miembros, ocho de cada sexo. (Evidencia de artefactos: Serpiente recipiente órfica, y el tazón Pietroasa.)
  12. el cultivo del fuego desde el interior, Kundalini, o la serpiente emplumada de los toltecas: comparable a la Serpiente Alada y divino Instructor de los gnósticos.
  13. t el mecanismo del punto de encaje.

Se necesitaría un libro entero para desarrollar estos paralelos en profundidad. Tres factores fuera de los diez son de particular importancia. Estos factores son el huevo luminoso, las grandes bandas de emanaciones, y el papel de ciertos seres inorgánicos como aliados.

 

"Los seres humanos están en un viaje de conocimiento, que ha sido momentáneamente interrumpido por fuerzas extrañas."

Ellos crean las guerras para consumir la energía de los moribundos.

 

¿Qué es un arconte?

 

El término es muchas veces mencionado en los textos de Nag Hammadi. En términos de meta-historia, los arcontes son una especie de "seres orgánicos depredadores”.

 

Lash, escribe:

En su intento de imponerse sobre la humanidad, cosa que ha estado sucediendo desde hace milenios, los arcontes utilizan una gran cantidad de engaños y bravuconería que afectan a nuestras mentes, para hacernos creer que pueden hacer mucho más de lo que realmente pueden hacer, pero nosotros, al creerles, sin querer renunciamos a nuestra facultades a favor de ellos - el resultado es que ellos se salen con la suya con nosotros, porque hemos traicionado nuestras propias capacidades.

Por lo tanto los arcontes afirman gobernar sobre la humanidad, e incluso pretenden haber sido nuestros creadores, como se narra en el registro cunieforme sumerio de los Anunnaki

 

Del griego archai, “orígenes, comenzar cosas, anteriormente en el tiempo”. En el mundo clásico mediterráneo, arcón era comúnmente usado para el gobernador de una provincia, o, más sueltamente, cualquier autoridad religiosa o gubernamental. Por lo tanto, el plural, Arcontes es a menudo traducido en los textos gnósticos como “las autoridades”. (No hay palabra cóptica para Arconte, y así, los textos gnósticos usan el término griego en la transcripción cóptica).

 

Arconte Cosmogologico

 

En la cosmología gnóstica, Arcontes son una especie de seres inorgánicos que emergieron en el Sistema Solar antes de la formación de la tierra. Ellos son cyborgs habitando el sistema planetario (exclusivo de la Tierra, Sol y Luna), el cual es descrito como el mundo virtual (stereoma), ellos construyen por imitación las formas geométricas emanadas del Pleroma, el reino de los Generadores, los Dioses Cósmicos.

Los Arcontes son una especie genuina con su propio hábitat, y pudiera incluso ser considerado ser casi divino, pero carecen de intencionalidad (ennoia: capacidad auto-directiva), y tienen una repugnante tendencia a salirse de sus límites, imponiéndose en el reino humano. Se dice que los Arcontes sienten intensa envidia hacia la humanidad, porque nosotros poseemos la intencionalidad de la cual ellos carecen.

El Mito de Gaia describe cómo los Arcontes fueron producidos por impacto fractal en los densos campos de formación elemental (dema) de los brazos galácticos, cuando el Eón Sophia se arrojó unilateralmente desde el núcleo galáctico.

 

Arconte noetico-piscologico

 

En la psicología gnóstica, la ciencia noética de las Escuelas de Misterio, los Arcontes son una fuerza alienígena que invade subliminalmente a la mente humana y desvía nuestra inteligencia lejos de sus aplicaciones apropiadas y sanas. No son los que nos hacen actuar inhumanamente, ya que todos nosotros tenemos el potencial de ir en contra de nuestra humanidad innata, violando la verdad en nuestros corazones, pero nos hacen sacar comportamiento inhumano hacia extraños y violentos extremos.

La aberración contenida es que, dejados a nuestro propio albedrío, nosotros a veces actuaríamos inhumanamente para luego corregirlo. Obviamente, nos siempre lo hacemos. En la exageración de nuestras tendencias insanas e inhumanas, y en una extrema y no corregida desviación de nuestra inteligencia innata, los gnósticos vieron la firma de una especie alienígena que cosquillea en las peores fallas humanas.

Por lo tanto, los Arcontes son parásitos psico-espirituales. Sin embargo, como retoños del Eón Sophia, ellos son también nuestros parientes cósmicos.

 

Como entidades inorgánicas de dos tipos, embriónica y reptil, los Arcontes pueden por momentos penetrar la atmósfera terrestre y aterrorizar a los humanos, aunque no haya razón u orden para estos saqueos, ya que los alienígenas no pueden permanecer durante mucho tiempo den la biosfera y, de todas formas, no tienen un plan maestro que lograr aquí.

El estado ontológico del Arconte es dual:

  • existen como una especie alienígena independiente de la humanidad.
  • existen como una presencia en nuestras mentes, más bien como un sistema de programas operando en nuestro ambiente mental.

El riesgo que suponen invadiendo nuestro software mental es mucho mayor que cualquier riesgo físico que pudieran plantear de manera irregular por irrumpir erráticamente la biosfera.

Trabajando a través de telepatía y sugestión, los Arcontes hacen la tentativa de desviarnos de nuestro curso apropiado de evolución. Su técnica más exitosa es usar la ideología religiosa para insinuar su manera de pensar y, en efecto, sustituir su forma de pensar por la nuestra.

Según los gnósticos, el salvacionismo Judeo-Cristiano es la trama primaria de los Arcontes, un implante alienígena.

Nuestra capacidad de discernir fuerzas alienígenas trabajando en nuestras mentes es crucial para la supervivencia y la co-evolución con Gaia, quien, como Sophia, accidentalmente produjeron los Arcontes, en primer lugar. (Este comentario pertenece al Nivel Uno, la definición cosmológica, pero, como sucede a menudo con las enseñanzas gnósticas, elementos noéticos y cósmicos tienden a combinarse).

Reconociendo y repeliendo a los Arcontes, nosotros demandamos nuestro poder, definimos nuestras fronteras en el marco de trabajo cósmico, y establecemos nuestro propósito relativo a Gaia, la inteligencia propia del planeta.

 

Arconte Sociológico

 

En la visión gnóstica de la sociedad humana, los Arcontes son fuerzas alienígenas que actúan a través de sistemas autoritarios, incluyendo sistemas de creencia, de forma que causan que los seres humanos se vuelvan en contra de su potencial innato y violen la simbiosis de la naturaleza.

Porque los arcontes necesitan la complicidad humana para ganar poder sobre la humanidad, cualquiera que los asista puede ser considerado una clase de Arconte, un accesorio. ¿Cómo le ayudan los humanos a los Arcontes?

Una forma (sugerida en la definición del Nivel Dos) es aceptando los programas mentales de los Arcontes – es decir, adoptando la inteligencia alienígena como si fuese basada en humanos – e implementando aquellos programas realmente reforzándolas en la sociedad. Otra manera es activa o pasivamente conforme a las agendas así propuestas e impuestas.

 

ADN y el chamanismo

Jeremy Narby, autor de La Serpiente Cósmica , señala que el ADN tiene una forma de serpentina. En la visión chamánica bajo los efectos de la ayahuasca, el ADN, el componente de la vida, se percibe como el espíritu o, más claramente, una multitud de espíritus llamados Maninkaris.

Estos espíritus se han venido a la tierra en forma de una lluvia de entidades oscuras, una especie de cruce entre los reptiles y las ballenas, como se describe en una visión en virtud de la ayahuasca por el antropólogo Michael Harner:

Primero me mostraron el planeta tierra como lo fue hace eones, antes de que hubiera vida en él. Vi un océano, la tierra estéril, y un cielo azul brillante. Luego manchas negro caído del cielo por los cientos y cayó delante de mí sobre el paisaje estéril. Pude ver las motas "eran realmente grandes, brillantes, de color negro con criaturas como las alas de pterodáctilo, sin afeitar y grande como los órganos de la ballena ... Me explicaron en una especie de lenguaje de pensamiento que estaban huyendo de algo en el espacio.
Habían llegado al planeta Tierra para escapar de su enemigo. Las criaturas luego me mostró cómo se había creado la vida en el planeta para esconderse dentro de las formas multitudinarias y así disimular su presencia.Ante mí la magnificencia de las instalaciones y la creación de los animales y la especiación - cientos de millones de años de actividad - se llevó a cabo a una escala y con una intensidad imposible de describir. Me enteré de que el dragón-como criaturas eran por lo tanto dentro de todas las formas de vida, incluido el hombre.

Sólo en retrospectiva lo hizo vincular estos dragones negro al ADN, y esto todavía no se había señalado en nuestro tiempo. ¿Cuáles eran estas criaturas huyendo de escondiéndose detrás de la forma de lo que está vivo, y mimetizándose en el hombre, como una especie de parasitismo inclinado a la mutualidad?

 

"Son entidades invisibles se encuentran en animales, plantas, montañas, ríos, lagos y algunas piedras de cristal."

En la tradición indígena, la Maninkaris son seres positivos:

"Nos enseñaron a tejer el algodón y hacer ropa. Desde hace mucho tiempo, nuestros antepasados vivían en el bosque. ¿Quién más podría habernos enseñado a hacer ropa? "

 

Lo que dice Tolle, el cuerpo Dolor

 

… Estate atento a cualquier signo de infelicidad en ti mismo, en la forma que sea – podría ser el cuerpo-dolor que se está despertando. Esto puede tomar la forma de irritación, impaciencia, un estado de animo sombrío, un deseo de lastimar, furia, queja, depresión, una necesidad de tener un drama en tu vínculo, y así. Agárralo en el momento en que se despierta de su estado de sueño.

 

El cuerpo-dolor quiere sobrevivir, tal como cualquier otra entidad que existe, y sólo puede sobrevivir si consigue que tú, inconscientemente, te identifiques con él. Entonces él puede levantarse, conquistarte, “convertirse en ti”, y vivir a través de ti. Él necesita conseguir su “comida” a través de ti. Él se alimentará de cualquier experiencia que resuene con su propia energía, cualquier cosa que cree un poco más de dolor en la forma que sea: furia, destructividad, odio, duelo, drama emocional, violencia e incluso enfermedad. De modo que el cuerpo-dolor, cuando te ha conquistado, creará una situación en tu vida que refleja de vuelta su propia frecuencia de energía para alimentarse de ella. El dolor sólo puede alimentarse de dolor. El dolor no puede alimentarse de dicha. Le resulta bastante indigesta.

 

Una vez que el cuerpo-dolor te ha conquistado, tú quieres más dolor. Te conviertes en una víctima o en un perpetrador. Quieres provocar dolor o quieres sufrir el dolor, o ambos. En realidad no hay mucha diferencia entre los dos. Tú no estás conciente de esto, por supuesto, y clamarás vehementemente que no deseas el dolor. Pero mira de cerca y encontrarás que tu pensamiento y tu actitud están diseñados para mantener el dolor, para ti y para otros. Si ESTUVIERAS verdaderamente conciente de ello, el patrón se disolvería, porque desear más dolor es locura, y nadie puede estar loco concientemente.

 

El cuerpo-dolor, el cual es la sombra oscura proyectada por el ego, en realidad le tiene miedo a la luz de tu conciencia. Tiene miedo de que lo descubran. Su supervivencia depende de tu identificación inconsciente con él, así como de tu miedo inconsciente a enfrentar el viejo dolor que vive en ti. Pero si no lo enfrentas, si no traes la luz de tu conciencia hacia el dolor, serás forzado a vivirlo una y otra y otra vez. El cuerpo-dolor puede parecerte como un monstruo peligroso al que no puedes soportar mirar directamente, pero te aseguro que es un fantasma insustancial que no puede permanecer frente al poder de tu presencia.

Algunas enseñanzas espirituales declaran que todo dolor es en última instancia una ilusión, y eso es cierto. La pregunta es: ¿Es eso cierto para ti? Una mera creencia no lo convierte en realidad. ¿Quieres experimentar dolor por el resto de tu vida y seguir diciendo que es una ilusión? ¿Eso te libera del dolor? Lo que nos ocupa en este caso es, cómo puedes hacer para darte cuenta y REALIZAR esta verdad – o sea, hacerla real en tu propia experiencia.

 

Así que el cuerpo-dolor no quiere que tú lo observes directamente y lo veas tal cual es. El momento en que lo observes, siente su campo energético dentro de ti, y lleva tu atención hacia eso, entonces la identificación se rompe. Una dimensión de conciencia superior ha entrado. Yo la llamo PRESENCIA. Ahora tú eres el testigo o el observador del cuerpo-dolor. Esto significa que ya no puede usarte simulando ser tú, y ya no puede alimentarse a través de ti. Has encontrado tu mayor fuente de fuerza interior. Has accedido al poder del Ahora.

 

Los verdaderos amos

 

Francisco javier Arries en su libro “Chamanes, los Amos del Fuego” dice lo siuiente:

Así, el antropólogo Michael harner en su primera toma de ayahuasca con los indios conibos, tuvo una extraña visión de unas raras criaturas a las que sólo pudo describir como dragones. Relató su visión chamán. El mismo nos cuenta lo que ocurrió: “... dije (al chamán conibo) que eran unos enormes animales negros, como murciélagos gigantes, más grandes que esta cabaña, y me dijeron que eran los verdaderos amos del mundo. En conibo no hay una palabra que signifique dragón, así que murciélago gigante era la expresión más apropiada para describir lo que había visto.

Me miró con sus ojos ciegos, esbozó una sonrisa y me dijo: Siempre dicen lo mismo. Pero no son más que los Señores de las Tinieblas Exteriores. Como sin darle importancia al gesto, alzó una mano al cielo y sentí un escalofrío en la espalda, pues aún no le habia dicho que, enmi trance, los había visto venir del espacio”.

 

 

Por ultimo

 

A partir de aquí se pueden enlazar miles de historias, mitos, creencias... en si mismo el dragon y lo que representa en la historia de la humanidad da para llenar miles de paginas. Pero es cuestion de cada uno tratar al dragón de la manera que mas le convenga, como si se deja devorar por el, como si huye despavorido, como si trata de matarlo, como si trata de domarlo... etc etc etc... creo que la analogia es clara.

 

Por mi parte, hace años, y sin tratar de justificarme, escribi algo, mucho antes de haber leido nada sobre arcontes o voladores, lo encontré mal escrito en una vieja libreta.

“Te contaré una historia, una historia de una criatura que llegó desde el preofundo espacio. Lleguó en el amanecer de la raza humana, vino fuerte, fuerte, fuerte

Recuerda que te robaron. Eso te cogió y tapó tu alma, eso vino y te entregó un regalo (esta primera parte estaba escrita en ingles)

 

te vendió maravillosos ojos de colores que se fueron oscureciendo y un dia tus ojos fueron los suyos. Te regaló su mente y creiste que era tuya, te ofreció un paraiso y caiste preso.

Consumió tu alma hasta dejarte en una inestable particula que golpea por conquistar su tierra, que lucha por recordar a cambio de que la ¿”vendan”? por sueños maravillosos, por poder y gloria.

Ahora se alimenta de ti.

Vino del espacio exterior y lo hizo para quedarse.

Te dió problemas y preocupaciones y se alimenta por ahí de ti.”

 

Fuente: bibliotecapleyades

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post