Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Pasajeros en Tránsito

Libros Ocultos y Material de Referencia (II)

8 Junio 2011 , Escrito por blackrainbow Etiquetado en #Tradición

LOS LIBROS MALDITOS


Para Jacques Bergier muchas de las palabras prohibidas que alude Hoyle están en los
textos que el escritor francés ha descrito en su trabajo "Los libros malditos" ("Les livres
maudits"), el cual se ha convertido en una obra de referencia entre los aficionados a
los conocimientos esotéricos y el saber oculto.
Bergier, autor junto a Louis Pauwels de otro texto esotérico de referencia denominado 
"El retorno de los brujos", afirma en su libro que existe una cofradía tan antigua como
la civilización, que impide la difusión demasiado rápida o extensa de los conocimientos
que pueden ser demasiado peligrosos para ser revelados. El escritor llama a este
grupo los "hombres de negro".
Entre los integrantes de esta presunta cofradía censora, cuyos rastros aparecen tanto
en la historia antigua de China y la India, como en el pasado de Occidente, habrían
figurado el escritor francés Joseph de Maistre y el zar Nicolás II de Rusia.
En 1885, el escritor Saint-Yves d'Alveydre debió destruir su obra, "Misión de la India
en Europa y Misión de Europa en Asia. La cuestión de los Mahatmas y su solución"
bajo amenaza de muerte, y su reedición la destruyeron los nazis alemanes al invadir
Francia y París, en 1940, señala el investigador francés.
Pero éste es sólo uno de los cientos de textos y hallazgos científicos que, según
Jacques Bergier, han desaparecido sin dejar rastro o han sido ocultados a la sociedad.
Una de las obras prohibidas más legendarias es el "Libro de Toth", un papiro o una
serie de hojas de entre 10.000 y 20.000 años de antigüedad, copiada en secreto, la
cual ya poseían los sacerdotes y faraones egipcios y al parecer contenía los secretos
de diversos mundos y daba un enorme poder a sus poseedores.
El libro, que alude los más diversos documentos históricos, confería poder sobre la
tierra, el océano y los cuerpos celestes, y permitía desde interpretar los medios de los
animales para comunicarse hasta obrar a distancia, según Bergier.


PALABRAS CON PODER


La destrucción de este antiquísimo libro fue anunciada varias veces, incluso por la
Inquisición, pero ha reaparecido varias veces a lo largo de la Historia y no se descarta
que ahora esté en poder de algunos grupos, que posean y utilicen sus secretos.
Este compendio de conocimientos científicos, "nacido del fuego" pero considerado
"incombustible", se atribuye Hermes Trismegisto, el fundador de la alquimia y uno de
los padres del saber hermético. El Libro de Toth jamás ha sido visto impreso o
reproducido, y se ignora la forma en que podía consultarse.
Según Bergier, en la lista de presuntos textos condenados -algunos provenientes de
civilizaciones desaparecidas- también figura el Manuscrito Mathers, que originó una de
las sociedades esotéricas secretas más famosas de la historia, la Golden Dawn ("El
Alba Dorada").
Pero, según Bergier, el mayor "éxito" de los "hombres de negro" ha sido la destrucción
de la Biblioteca de Alejandría, iniciada por Julio César, en el año 47 antes de Cristo (a.
C.), continuada por el emperador Diocleciano en el 285 y finalizada en el año 646 por
los árabes, que la destruyeron hasta sus cimientos.
Este edificio monumental, fundado en el 297 a.C. por Demetrio de Falera y que
contaba con departamentos de Ciencias Naturales y Matemáticas, contenía unos
setecientos mil documentos, de los cuales casi ninguno ha sobrevivido y entre los que
al parecer se encontraban los secretos de la transmutación del oro y la plata.
La destrucción de la Biblioteca alejandrina eliminó los manuscritos del historiador y
astrólogo Beroso, quien inventó el cuadrante solar semicircular y concibió una teoría
sobre el conflicto entre los rayos del Sol y la Luna, la cual anticipaba las modernas
investigaciones sobre la interferencia de la luz.


OTRO ENIGMA DE LAS PIRÁMIDES


Entre los manuscritos destruidos figuraba obras de Pitágoras, Salomón y Hermes,
parte de las cuales estarían en bóvedas secretas de las pirámides egipcias, según se
afirma. Entre los textos quemados en Alejandría, también figuran los de una
enigmática civilización que precedió al antiguo Egipto conocido, y otros textos
demasiado "peligrosos" para ser divulgados.
En Alejandría también estaban las obras de Manethón, un sabio que conocía los
secretos del antiguo Egipto, y de Mocus, a quien se atribuye la invención de la teoría
atómica.
Con la destrucción, a lo largo de los siglos, de otras grandes bibliotecas como las de
Constantinopla, la de los Califas de El Cairo, la Islámica de Trípoli, en Libia, o de los
Califas de Córdoba, situada en España, se han perdido cientos de miles de obras y
datos científicos, que seguramente hubieran modificado nuestra vida y visión del
mundo.
Otro sabio presuntamente censurado por los "hombres de negro" fue el abad Tritemo,
nacido en Alemania en 1462 y muerto en 1516, quien reunió en el monasterio de San
Martín la mayor biblioteca de su país y efectuó unas investigaciones, que intentó
divulgar en otro de los grandes libros malditos: la Esteganografía, del que sólo
sobrevive un manuscrito incompleto.
El rey Felipe II ordenó destruir la misteriosa obra, mezcla de lingüística, matemáticas,
cábala judía y parapsicología, que informaba sobre un método para hipnotizar a
distancia, por telepatía, con la ayuda de ciertas manipulaciones del lenguaje.
La primera edición de lo que quedaba de la Esteganografía se publicó en 1610, pero
aún expurgada, el Santo Oficio prohibió hasta 1930 la difusión de este texto, donde se
exponen una serie de escrituras secretas, cuyo empleo requería el uso de aparatos no
muy diferentes de la radio actual, ¡pero en el siglo XVII!.
Tritemo, que predijo en su libro la declaración de Balfour sobre la creación del Estado
de Israel, también publicó en 1515 una historia cíclica de la Humanidad, que recuerda
tanto la tradición hindú como algunas teorías científicas modernas, según Bergier.


LA LISTA DE LA INQUISICIÓN


La Inquisición española, que comenzó a partir de 1483 una quema general de libros
impulsada por fray Tomás de Torquemada, elaboró en el año 1540, una Lista de
Obras Prohibidas. Poco después, en 1548 Roma organizó la Congregación del Santo
Oficio de la Inquisición, encargada de redactar la primera lista de Libros Prohibidos
que se conoce.
Con ambas "listas negras", que se unificaron en 1559 originando el "Index Auctorum et
Librorum Prohibitorum" (Indice de autores y libros prohibidos), los inquisidores
recorrieron Europa saqueando las bibliotecas y persiguiendo a los autores "herejes".
Según Bergier existen listas de inventos demasiado peligrosos y una de ellas, creada
por militares franceses, incluye no menos de ochocientos artículos científicos, que
podrían batir la marca de los libros condenados y malditos de todos los tiempos, si
alguien escribiese un texto que los comprendiese a todos.
Otro de los grandes libros condenados, el Manuscrito Voynich atribuido a Roger
Bacon, se ha librado de la destrucción y se encontraba hasta hace unas pocas
décadas a la vista de todos, en venta por 160.000 dólares en una librería de Nueva
York, por una sencilla razón: nadie ha conseguido descifrarlo.
El antiguo texto, que guardaría conocimientos científicos enormes, desde la estructura
de la galaxia de Andrómeda o la dinámica celular hasta la descripción de cientos de
plantas sin identificar, está cifrado en una lengua desconocida.
El manuscrito tomó su nombre del librero que lo compró en 1912, después de que
pasara por las manos de Rodolfo II en 1584-88. El lingüista estadounidense W.
Newbold afirmó que lo había descifrado, pero después lo desmintió. Para algunos, el
experto prefirió callar, ante las amenazas recibidas y la magnitud de los conocimientos
que se compendian en el libro.
Según algunos estudiosos, el manuscrito Voynich contiene secretos tan peligrosos
como la naturaleza de las novas o explosión final de las estrellas, o los mecanismos
de los cuásares: los objetos cósmicos más energéticos que se conocen. Además
contendría información sobre fuentes de energía mucho mayores que la bomba de
hidrógeno y tan sencillas de manejar que era capaz de comprenderlas un hombre del
siglo XIII.


EXPLOSIONES ATÓMICAS POR RADIO


En 1903, el sabio ruso Mijaíl Mijáilovich Filipov fue hallado muerto en su laboratorio. La
Policía confiscó sus papeles y el manuscrito de un libro. El Zar Nicolás II examinó el
legajo que contenía los estudios científicos de Filipov y después su laboratorio y todas
sus investigaciones fueron destruidas.
Según Bergier el libro incautado se titulaba "La revolución por la ciencia o el fin de las
guerras" y exponía uno de los hallazgos más prodigiosos de la Historia: la manera de
trasmitir el efecto de una explosión a gran distancia, por radio, a través de un haz
dirigido de ondas electromagnéticas cortas.
Este método "hace que un cartucho de dinamita que estalle en Moscú pueda trasladar
su efecto hasta Constantinopla. Los experimentos que he realizado demuestran que
este fenómeno puede producirse a miles de kilómetros de distancia", afirmaba Filipov,
en una carta dirigida a un amigo, según Bergier.
El sabio ruso, asesinado a los cuarenta y cinco años, redactó una enciclopedia entera,
fundó la famosa "Revista de la Ciencia" y fue un notable escritor, que influyó mucho en
líderes marxistas como Lenin, que tomaron el poder después de su muerte.
Su descubrimiento se ha perdido por completo, para algunos felizmente, porque -se
preguntan- ¿qué pasaría si alguien descubriese la forma de utilizar el procedimiento de
Filipov para trasmitir a distancia la energía de las actuales explosiones nucleares o de
las bombas A o de hidrógeno?.


ASESINOS DE LIBROS Y ESCRITORES


Vehículo de ideas, críticas, debates y conocimiento, y enemigos de tiranías,
integrismos y fanatismos políticos, religiosos o filosóficos, los libros, escritores y
bibliotecas han sido perseguidos, censurados, escondidos o destruidos a lo largo de la
Historia, sin distinción de civilizaciones o culturas.
Uno de los casos más dramáticos y antiguos de censura del conocimiento que se
conoce fue el del emperador chino Shi-Hoang-Ti, quien en el 213 a.C. mandó destruir
todas las obras escritas, enterró vivos a más de cuatrocientos escritores y decretó que
cualquiera que guardase tablillas de bambú o madera escritas, correría la misma
suerte que los sabios asesinados.
Casos más recientes como el del escritor británico Salman Rushdie, condenado a
muerte por el régimen de los religiosos iraníes debido a su libro "Versos Satánicos",
demuestran que la hoguera de la Inquisición sigue encendida.


INVOCACIONES DE GRIMORIOS


INVOCACIÓN del Enchiridión & El Gran Grimorio del Papa
Honorio


De todas las invocaciones satánicas este es el ritual -"Grimorio"-, más universal. Con
ínfimas variantes está presente en el "Libro de Thot", "Las Clavículas de Salomón", los
textos revelados de Nicolás Flamel en "La Cábala", "Los Secretos" del Gran Alberto y,
con ligeros cambios, en muchos otros textos fundamentales del ocultismo, tales como
"El Gran Grimorio del Papa Honorio". El texto reproducido pertenece al "Enchiridión"
de León III.
El 1 de noviembre, a las doce de la noche, enciérrate en una habitación que estará
toda cubierta de paños negros, teniendo como único mueble un mesa de tres pies y
sobre ella dos cirios de cera encendidos, en medio de ellos un cráneo humano;
desnúdate por completo, y en pie, con la mano izquierda sobre la calavera y
sosteniendo en la derecha un tridente, elevarás la vista al techo de la habitación, que
también estará cubierto de un paño negro y pronunciarás mentalmente esta frase:
!Booz! !Adonai! Lux, Tenebrol, !Belial!
Os detendréis un momento y luego diréis:
"Rey de los infiernos, poderoso señor a quien el mundo rinde culto en secreto; tú que
dominas desde los antros tenebrosos del infierno hasta la superficie de la tierra y
sobre las aguas del mar: espíritu infernal que todo lo puede, yo te adoro, te invoco, te
pido y exijo después de entregarte mi alma para que de ella dispongas que abandones
las regiones infernales y te presentes aquí dispuesto a concederme lo que te pido de
todo corazon y con el alma condenada te entrego mis tesoros, mi dicha entera si
accedes a mis ruegos. Ven a mi, Rey y señor, soy tu siervo, ninguna imagen ni objeto
religioso hay en mi casa, preséntate sin temor de ser desobedecido; llega...,
desciende, penetra..., sube..., Luzbel..., Satanás..., vea tu sombra majestuosa este tu
esclavo, Maldito, maldito sea el día que sobre mi cabeza derramaron agua; Satán,
Satán, soy tuyo..."
Concluida esta invocación se traza con el tridente un triángulo en el aire y el diablo
aparece dentro de las tres líneas sobre un foco luminoso; en este instante échate en el
suelo boca abajo y mientras la sombra diabólica te cubre con las dos manos, pide en
voz alta lo que desees y se te concederá, pero ten prudencia y valor; si oyes ruido no
te amedrentes y si el señor de los infiernos te habla no contestes en alta voz sino
mentalmente.
Se ha de tener especial cuidado de no mirar el foco de luz.


MAGOS CÉLEBRES


LOS GRANDES SABIOS


Estos fueron los hombres de todos los tiempos que se atrevieron a osar en los
misterios ocultos del cosmos. No fueron hombres distintos sino osados que retaron a
la naturaleza aplicando la ciencia y el dogma en su justo equilibrio; requisito
indispensable para la realización personal.


CORNELIUS AGRIPPA de NETTESHEIM (1486-1533/5)


Enrique Cornelio Agrippa de Nettesheim fue amigo del abate Tritemo, que fue su
maestro y corresponsal de Erasmo, de Melachton y de la mayor parte de los
mentalistas de su tiempo. Nacido en Colonia enseño en Dola y en Pavia. Recorrió
Italia, fue médico en Turín y abogado en Metz. El Papa León X le llamaba "su amado
hijo".
Según Agrippa la magia se basa en tres disciplinas: la física de condición terrena, las
matemáticas que son celestiales y la teología que es la ciencias de los arquetipos.
Por el estudio de la naturaleza el sabio llegará a conocer las piedras, y por el estudio
de las piedras descubrirá la esencias de las estrellas. El estudio de los planetas le
llevará al conocimiento de lo absoluto. Los cuatro elementos, el fuego, el agua, la tierra
y el viento, mezclados aquí abajo existe también en las estrellas pero en estado puro.
La observación de las leyes naturales, lanzadas por analogías y correspondencias de
una parte en los principios de la afinidad y enemistad de la otra, otorga al adepto la
omnipotencia mágica.
En el arte de los talismanes y amuletos, que resulta inseparable por lo tanto, de la
ciencia de los números. Agrippa desarrolla este tema en su famosa Filosofía Oculta.
En el plano iniciático, Agrippa, había fundado en el comienzo del siglo XVI una
comunidad de los magos que congrego a los alquimistas y teósofos de la época. Hacia
1510 viajo a Inglaterra, estableciendo una congregación idéntica con ayuda de Juan
Collet. Del seno de estas asociaciones habría nacido la Fraternidad de los Rosacruces
durante el siglo siguiente.
***
Médico y filósofo. Uno de los sabios de su tiempo. Nacido en Colonia y murió en
1583/5, enseña teología en Dóle, fue profesor en Pavía, después de haberse
doctorado en derecho y en medicina, y participa en el Concilio de Pisa. Tras haber
tomado parte en muchos combates en Italia, fue abogado en Metz, después médico de
la familia de Saboya, y finalmente historiógrafo del Emperador Carlos. después de
una existencia sumamente azarosa, en casa del receptor general de Grenoble. Su
talento fue el génesis de su desgracia. Era demasiado instruido y erudito para su
época.
Le acusaron de brujo y en más de una ocasión hubo de huir al trote de una plebe
exacerbada, ignorante y belicosa, que le imputaba un sinnúmero de absurdos. Los
demonomaníacos dicen que no se le puede representar sino de noche, como un búho,
a causa de la fealdad mágica, y no pocos historiadores aseguran que en sus viajes
pagaba a quienes le daban hospedaje con moneda muy fuerte y buena al parecer,
pero que a los pocos días se convertía en pedazos de cuernos, de concha o de cuero.
Mientras enseñaba en Louvain, refiérese que uno de sus alumnos, leyendo un libro de
conjuros, fue ahogado por el espíritu maligno y temiendo Agripa que sospechasen que
hubiera sido él su asesino, ordenó al diablo que entrase en el cuerpo del difunto y
diese siete u ocho vueltas por la plaza pública antes de dejarle. Obedeció el maligno y
el joven cayó sin vida ante la multitud, siendo admitida su muerte como defunción
repentina. Compuso Agripa una obra de filosofía oculta que le mereció la
animadversión de los necios, algunos de los cuales, sujetos de eminente rango,
consiguieron expulsarle de Flandes, adonde no pudo volver jamás.
Después de recorrer Italia, pasó por Dobe, instalándose finalmente en Lyon, donde,
sin poder alguno, empleó todo los medios posibles para vivir, meneando lo mejor que
podía la punta de su bastón, pero ganaba tan poco que murió pidiendo limosna en
Grenoble, aborrecido por todo el mundo y detestado como un mago maldito porque
aseguraban que, de continua, le acompañaba el diablo en forma de perro negro.
León X le denominaba, "hijo muy querido". lo que no impide a los dominícos mantener
feroces luchas con él y muchos tratarle de charlatán. Fue un apasionado de la cábala
y de la magia que, decía, permitía comunicar "con las fuerzas de un plano superior
para dominar las de un plano inferior". Divide el macrocosmos en tres mundos, regidos
cada uno por una magia: física, astral y religiosa. Para alcanzar estas magias, es
preciso "morir para el mundo". Obra principal: De occulta philosophia.
Murió en Grenoble, en la miseria.


APOLONIO DE TRIANA


"Cuando os diga por
ejemplo que el divino
Apolonio de Triana fue
concebido sin operación
de hombre alguno, y que
una de las mas altas
Salamandras descendió
para inmortalizarse con
su madre, diréis que esta
Salamandra era un
demonio (...). Apolonius
no nació de un hombre,
conoce el lenguaje de los
pájaros (...) resucita a una
muchacha con la virtud de
la onomancia (...)" Conde
de Gabalais.


Este Apolonio a quien el Conde de Gabalais atribuye un origen tan curioso nació en
Triana cuatro años antes que Jesucristo. Neopitagórico convencido, no comía carnes
ni ciertas hierbas y se abstenía de beber vino. En el curso de sus numerosos viajes
(Italia, India, Babilonia, Etiopía, España) había realizado extraordinario prodigios.
Taumaturgo, hubo devolver la vida a una muchacha joven. Se ha comparado muchas
veces con J.C., siendo ambos profetas y taumaturgos, pero una permaneció pagano
en tanto que el otro se convirtió en fundador de una nueva religión triunfadora.
Según la leyenda, Apolonio murió a los cien años. Otros dicen que desapareció y voló
al cielo, reencarnándose después, hacia el siglo XII bajo la forma del gran alquimista
Artephius. La vida de Apolonio de Triana ha sido relatado por Filostrato (siglo II
después de J.C.).
De su obra se destacan Núctameron que resumido expresa:
Primera hora: en la unidad, los demonios cantan los meritos de Dios pierden su
malicia y su cólera
Segunda hora: por el binario los peces del zodiaco cantan los meritos de Dios, las
serpientes de fuego se enlazan en torno al caduceo y se tornan armoniosas.
Tercera hora: la serpiente del caduceo de Hermes se entrelazan tres veces, el
cancerbero abre su triple boca y el fuego canta lo meritos de Dios con las tres lenguas
de rayos.
Cuarta hora: el alta vuelve a visitar las tumbas. Es entonces cuando se encienden las
mágicas lámparas en los cuatro rincones de los círculos, es la hora de los
encantamientos y los prodigios.
Quinta hora: el espíritu permanece inmóvil, ve que los monstruos infernales machan
contra el pero no les tema.
Sexta hora: la voz de las grandes aguas cantan al Dios de las esferas celestes.
Séptima hora: un fuego que da vida a todos los seres animados es dirigido por la
voluntad de los hombres puros. El iniciado extiende la mano y los sufrimientos se
apaciguan.
Octava hora: las estrellas hablan; el alma de los soles corresponden al suspiro de las
flores, cadenas de armonía que hacen que todos los seres de la naturaleza se
correspondan
Novena hora: el numero que no debe ser revelado.
Décima hora: es la llave del ciclo astronómico y del movimiento circular de la vida de
los hombres.
Onceava hora: las almas de los grandes genios se agitan con un ruido misterioso,
vuelan de una esfera a otra y llevan de mundo en mundo a los mensajeros de Dios.
Doceava hora: aquí se consumen por el fuego de las obras de la luz eterna.
Las doce horas de Núctameron están presididas por genios. Agreguemos que en el
ritual de apertura de las trabajos de la orden martinista (fundada por Papus) se alude
al cuadrante de Apolonio de Triana.


ELIPHAS LEVI (1810-1875)


Su verdadero nombre fue Alfonso Luis
Constant, recibió las ordenes menores (a la
que se debe su título de Abate Constant)
antes de entregarse a la política y luego al
ocultismo. Hace pintura y escribe panfletos de
extrema izquierda, lo que le vale una
temporada ambición. Es en esta época
cuando descubre a Saint-Martin y a
Swedenborg. Encuentra a Ganneau y
descubre la bipolaridad expansiva y
comprensiva del Universo. Por ultimo, se
convierte en discípulo de Wronski.


En Londres donde se refugia, se inicia en la rosacruz, estudia la Cábala, evoca a
Apolonio de Triana y se pregunta si el mismo no será una reencarnación de Rabelais.
Tras regresar a París cambia de nombre y adopta el seudónimo iniciatico de Eliphas
Levi Zamed. De aquí en mas la suerte estará echada. Eliphas Levi rompe sus vínculos
con Ganneau, Esquiros, Fourier. Su admiración por Swedenborg declina; no tiene mas
que un maestro Wronski. Solo le queda una sola pasión: la Cábala. Entre otras obras
le debemos un Dogma y ritual de la alta magia.
Cuando se indaga en la historia del ocultismo, hay muchos nombres e innumerables
obras, aunque sin duda si estudiamos el ocultismo del siglo XIX hay un nombre que
resalta por su gran aportación al ocultismo y esoterismo moderno: Eliphas Lévi, cuyo
nombre en realidad era Alphonse Charles Constant (1810-1875).
Eliphas Lévi nació en París en 1810. Hijo de un zapatero, desde muy joven se sintió
atraído por la mística, y por eso ingresó en el Gran Seminario de Issy, donde cursó
estudios clericales. Como alumno aventajado en su carrera clerical, pasó por el
diaconato, para más tarde ser ordenado sacerdote, aunque no lo fue mucho tiempo, ya
que acabó expulsado por la iglesia debido a sus ideas heréticas y por no haber
mantenido el voto de castidad.
En los años posteriores, Lévi sufrió en sus carnes la miseria tanto material como
espiritual y hastiado ingresó en 1839 en la abadía benedictina de Solermes,
creyéndose destinado a la vida monástica, aunque sólo permanece interno durante un
año, el tiempo suficiente para escribir en secreto su primera obra, "La biblia de la
libertad", obra que fue considerada como perniciosa y pecaminosa por la Audiencia de
París y por la que fue condenado a 11 meses de prisión, siendo liberado en abril de
1842.
A partir de su liberación, atraído por el ascetismo empieza a frecuentar bibliotecas
donde descubre con admiración los secretos del hermetismo, estudiando a Martines
de Pascually.
Ya adentrado en la magia y la masonería, es animado por el historiador masónico
Ragón a escribir una de sus obras más importantes, "Dogma y ritual de alta magia", la
cual firma con dos letras hebreas, iniciales del nombre que utilizaría a partir de este
momento: Eliphas Lévi, el equivalente hebreo a su nombre de nacimiento.
En marzo de 1854, llega a Londres donde conoce al rosacruz Sir Edward Bulwer
Lytton (autor de Zanoni), entre ellos crece la amistad y motivados por su devoción por
la magia se entregan juntos a experiencias místicas. Lévi se retiró durante 21 días a
un templo londinense, practicando la meditación, acompañada de una estricta dieta
vegetariana, y ayunando durante dos semanas para al final aparecerse ante él el
teúrgo Apolonio de Tiana.
A partir de entonces su reputación de erudito y maestro crece rápidamente y Lévi
empieza a dedicarse a la alquimia y a atender consultas de tarot y quiromancia. De
1865 a 1874, Lévi fue Imperator de una importante sociedad secreta iniciática: Los
Hermanos Mayores de la Rosacruz.
Entre otras cosas, la aportación de Lévi al ocultismo es su acierto en el dibujo y la
interpretación esotérica de Baphomet. Además, Lévi fue el primero en adaptar el
pentagrama invertido como símbolo material ante el espiritual, del derecho. Hizo dos
ilustraciones del pentagrama. En la primera, la derecha, dibujó a un hombre dentro de
las cinco puntas de la estrella simbolizando cada uno de sus miembros con uno de los
cuatro elementos -tierra, aire, agua y fuego-, estando la cabeza representada por el
espíritu, los nombres Adán y Eva escritos dentro de la estrella y las letras hebreas
correspondientes a la palabra Yeshua a su alrededor. Al dibujo, lo llamó "El Hombre
Microcósmico".
En la ilustración del pentagrama invertido, Lévi dibujó dentro de la estrella la cabeza
de Baphomet, los nombres de Samael y Lilith dentro de ella y la palabra Léviatán
alrededor. Al interpretar ambos pentagramas formó por primera vez una diferencia
entre el simbolismo humano-material y el divino-espiritual. También aportó estudios
sobre los 22 arcanos mayores del tarot, asociándolos a las letras del alfabeto hebreo y
a sus aspectos divinos.
Además de las obras ya citadas, Lévi dejó otras obras de gran importancia para el
esoterismo y el ocultismo, tales como "Historia de la magia", "La magia trascendental"
o "La llave de los misterios", entre otras. Sus obras influenciaron a otros grandes
ocultistas como Aleister Crowley, quien proclamó ser la reencarnación de Lévi. Eliphas
Lévi, cabalista, rosacruz y masón, hizo de sus escrituras su vida y de su vida magia,
siendo sin duda uno de los ocultistas más importantes del siglo XIX. Lévi falleció en
1875 a la edad de 65 años, no sin antes dejar un importante legado para los amantes
del ocultismo.
El verdadero nombre de este cabalista era Alphonse Luís Constant. Nace en París en
1810 y fallece a los sesenta y cinco años de edad en 1875; alumno brillante es
admitido en el Gran seminario de Issy, regido por Sulpicianos, y donde es Iniciado
discretamente hacia el estudio de la Magia. El seminarista fue admitido al diaconato y
en 1816 sería ordenado sacerdote, abandonando al poco tiempo el seminario. Conoce
la miseria y al cabo de algunos meses de angustia material y espiritual se cree
destinado a la vida monástica. Marcha en 1839 a la abadía benedictina de Solesmes y
permanece solo un año, escribiendo a escondidas su primera obra "LA BIBLIA DE LA
LIBERTAD"; considerada como sediciosa es condenado por la Audiencia de París a
once meses de prisión, siendo liberado en abril de 1842. Subsistiendo gracias a las
canciones que escribía, Constant, claramente atraído por el ascetismo, frecuenta las
bibliotecas donde descubre con embeleso los tesoros del hermetismo. Estudia a Jacob
Bohna, Martines de Pasqually, Fabre d´olivet y otros. Animado por Ragón, el
historiador masónico, Constant publica en forma de fascículos su primera gran obra
"DOGMA Y RITUAL DE ALTA MAGIA" que firma con dos letras hebreas, iniciales del
nombre que a partir de entonces utilizaría: ELIPHAS LEVI. Llega a Londres en la
primavera de 1854, donde superiores desconocidos le conducen cerca de un rosacruz,
Sir E. Bulwer Lyton, (autor de "ZANONI"), y en su compañía se entrega a experiencias
teúrgicas. Tras un retiro de 21 días en un templo Londinense, se le aparecen dos
entidades, un misterioso Joannes y el teúrgo Apolonio de Tiana. Recibe de ellos
enseñanzas, una parte de las cuales difundirá él en sus libros, pero guarda la parte
esencial para comunicaciones secretas a sus raros discípulos. Su reputación de
erudito y maestro crece aceleradamente. Se dedica a experiencias alquímicas y
atiende consultas de tarot y de quiromancia. Eliphas Levis fue desde 1865 a 1874
Imperator de una sociedad secreta de un elevado valor Iniciático :


LOS HERMANOS MAYORES DE LA ROSA CRUZ.


El sucesor de Eliphas Levi, tanto en la Societas Rosicrucian in Anglia (SRIA), como al
frente de los hermanos mayores de la rosa cruz, fue William Wynn Westcott (1874-
1892) uno de los miembros fundadores de la GOLDEN DAWN. La influencia de
Eliphas Levi es considerable y sigue creciendo. Su obra ha suscitado y aún suscita
reacciones fervientes de numerosos ocultistas. Como dice Víctor Emile Michele:
<>.

OBRAS MÁS FAMOSAS:


Dogma y ritual de alta magia; la clave de los misterios; Historia de la magia; leyendas y
símbolos; la ciencia de los espíritus; el libro de los esplendores; los misterios de la
kábala y curso de filosofía oculta.


LEVI Éliphas (1810-1875)


Alphonse-Louis Constant, hijo de un zapatero remendón, fue un autodidacta
presuntuoso: mal canzonetista, como pintor uno entre tantos, poeta mediocre, diácono
exclaustrado antes de la ordenación, encarcelado varias veces por anarquía.
En julio de 1854, en Londres, evoca el espíritu de Apolonio de Tyana, se consagra a la
cábala y se compromete con la Rosa-Cruz inglesa. Encuentra al polonés Wronski,
inventor del prognómetro o máquina de predecir.
Vuelto a París, se titula « magista » bajo el nombre de Eliphas Lévi Zamed, y edita "La
Revue philosophique el religieuse" en la que colaboraron Michelet y Littré y que fue
prohibida en l858.
Publica a continuación el "Dogma y el Ritual de la alta Magia" e inicia por
correspondencia a los discípulos afortunados. Su "llave de los grandes Misterios" fue
juzgada extravagante por la oficialidad de París. Se ha presentado a veces en
reencarnación de Rabelais y Alesteir Crowley decia ser su reencarnación.


JOHN DEE (1527-1608)


Descubrió un alfabeto mágico que los
nigromantes todavía comprenden poco,
pero al que temen y respetan por su
poder para desatar las fuerzas
elementales más fantásticas. Este
sabio llamo a su sistema Las claves o
cifrfas de Enoch, dándole el nombre del
profeta Enoch, quien "había caminado
con Dios y no se le halló" (Hebreos
11,5). Lo había recibido por conducto
de su medium Edward Kelly (aka
Tabot), quien tras escudriñar en un
cristal o piedra de mirar que era
propiedad de su maestro astrólogo
adivinó los signos que llegó a percibir
en sus difusas profundidades.


Todas las palabras del alfabeto de Enoch que Dee afirmaba haber recibido de una
fuente supraterrenal le habían sido dadas una a una, de atrás hacia adelante. El
espíritu que le había transmitido el alfabeto había atribuido tal proceder al gran poder
de las fuerzas mágicas que animaban a ese alfabeto, ya que, si las letras se hubiesen
dado en el orden correcto, se abría podido desatar, y por lo tanto causar, una
indescriptible catástrofe. Cada palabra representaba un nombre desconocido hasta
ese momento de Dios, de sus ángeles y de los espíritus elementales, y Dee copio las
palabras utilizando para ello un cifra a fin de ocultar una vez más el significado a los no
iniciados. Mas tarde elaboró esta cifra y creo cinco cuadrantes o tabletas de Enoch o
enoquianas.
Los ocultistas aun hoy, todavía insisten en que las cifras enocianas son llaves para
abrir las puertas astrales de otra dimensión que estaría mas allá de las limitaciones
normales del tiempo y del espacio. Y que si se llegará a abusar de ellas en cualquier
forma, esas tabletas elementales pueden liberar poderes de gran potencia destructiva
que operarían por medio del elemento que está representado en cualquier tableta. Se
cuenta de incendios repentinos que estallan de cañerías que revientan o de pisos que
se hunden como resultado del manejo inexperto de la magia enóquica.
Como las personas que se dedican con entusiasmo a las prácticas del ocultismo
tienden a ser un tanto curiosas el relato que a continuación se publica explican los que
puede pasar con el "divertirse con la magia de Enoch". Haciendo la salvedad de que el
operador se haya hecho volar en mil pedazos astrales, ¿a que mundo accedería por la
evocación cuidadosa de las palabras de poder enóquicas? A continuación se
describen las experiencias que puede esperar el mago una vez que las fuerzas
enóquicas han sido convocadas.
Verá los hermosos colores que matizan estos nombres enóquicos) sentirá la fuerzas
que de ellos emanan y se sentirá transportado hacia un mundo desconocido que hace
muchísimo tiempo abandono esta tierra. Caminará por las extensas praderas y las
altas montañas de un antiguo y extraño reino en el que cruzan caballos de ojos rojos
montados por dioses singulares, cubiertos de capas de colores puros. Verá levantarse
al sol por entre oscuras montañas para iluminar el cielo de oro y violeta.


Theophrastus von Hohenheim (Paracelso)


PARACELSO Théophrast Bombast
von Hohenheim (1493-1541)
Nacido en Suiza, en Einsielden.
Debió hacer los estudios de
medicina en Ferrara. Muy pronto,
ataca a los médicos. Viaja
muchísimo.
Conferenciante en la Universidad de
Basilea, escandaliza por su
inconformismo, criticado por
médicos y boticarios.
Gran mago, habría trabajado la
alquimia con el abate Jean de
Tritheim: empleando el imán, fue un
precursor del magnetismo y de
Mesmer. Predicando la
omnipotencia de la fe, denostaba a
Lutero. Renovando la medicina,
predica la comprensión de la
naturaleza, el estudio de los
remedios (teoría de las « signaturas
» base de la homeopatía divulgada
ulteriormente por Hahnemann) la
observación clínica, la patología
general (en su "Paraminum").


Philipus Aureolus Theophrastus Bombastus von Hohenheim, llamado Paracelso,
médico muy conocido en la vieja Europa, muere en Salzburgo el 21 de septiembre de
1551. Es muy conocido por la práctica de la medicina natural y por la cura por medio
de la alquimia y los símbolos del zodiaco del que es creador de un sistema especial de
talismanes. Alquimista y mago, Paracelso difundió notablemente sus obras en varios
tratados entre los que se destacan El libro de las ninfas, silfos y de los demás espíritus
de la naturaleza, sobre este tema en particular se dice que muchas de las fantasías de
Disney, fueron inspiradas en Paracelso. Este libro es el primero que describe con
precisión los espíritus ocultos de la naturaleza. La siguiente frase extraída del mismo
define muy bien esta cuestión: "no solo conocemos muy bien la creación de todas las
cosas naturales, sino que somos también concientes de ellas, así como todo cuanto
Dios ha creado, por lo que cada nación reconoce lo que es propio, lo que en ella existe
y crece al igual que todo hombre tienen conciencia de si mismo, por lo tanto está en
posesión de un oficio y tiene experiencia en los asuntos de su incumbencia. De esta
suerte sabemos que todas las criaturas creadas por Dios, nada hay oculto, nada que
no le sea conciente al hombre o de lo que no pueda llegar a tener conciencia.


FRANCIS BACON


Francis Bacon
ha sido una de
las personas
que más ha
contribuido a la
transmisión de
la sabiduría
interior, siendo
considerado
por muchos
como padre de
la ciencia
moderna por
cuanto fué
promulgador
del empirismo,
o
comprobación
experimental.
Insigne Rosacruz, es considerado por muchos como el autor secreto de las obras de
William Shakespeare, siendo muchos los indicios de que tal posibilidad es muy digna
de tenerse en cuenta, por cuanto que las obras atribuidas a Shakespeare están
escritas en un lenguaje criptográfico, en el que aparecen las marcas de Francis
Bacon.
Este retrato, cuyo grabado original se encuentra en la Sede Soberana de la Orden
Rosacruz, cuando se superpone sobre el retrato de William Shakespeare, se obtienen
asombrosas coincidencias y similitudes que dan que pensar sobre la realidad de dicha
posibilidad.


ROGER BACON (1214-1294)


Nacido en Ilchester en el Condado de Somerset. Se hizo matemático en París, y
después franciscano en Oxford. De una ciencia universal, fue el primer europeo en
controlar las bases de la quimica en su "Espejo de la Alquimia". Sólo se fiaba de la
experiencia.
Una leyenda inglesa le atribuye también la creación de un misterioso androide.
En su "Tratado de las obras secretas de la naturaleza y del Arte", predice las
invenciones que habrán de realizarse (volar por los aires, puente colgante, coche sin
caballos, etc.) pero esta obra le cuesta prisión por brujería. El papa Clemente IV le
libra de ella.


EMANUEL SWEDENBORG (1688-1772)

Emanuel Swedenborg, científico, filósofo y autor de gran número de obras religiosas,
es uno de los suecos de renombre internacional. Honoré de Balzac llegó hasta
llamarle el Buda de los países nórdicos. Swedenborg, que vivió varias décadas en el
extranjero, en Amsterdam y Londres, tuvo fuertes vivencias religiosas y consideró que
podía dar cuenta de vislumbres tanto del cielo como del infierno. Los discípulos
congregados a su alrededor en Londres fundaron, algunos años después de su
muerte, la Nueva Iglesia, que posteriormente, tuvo nuevas comunidades en Inglaterra,
Estados Unidos y Australia, entre otros países. Su obra ha sido traducida a 30
idiomas, y la Sociedad Swedenborg de Londres ha asumido la tarea de lograr que no
se olvide al místico sueco. Se considera que, además de Balzac, ha influido en
muchos autores, entre otros, Baudelaire, Strindberg y Yeats.
Tercer hijo de un obispo luterano ennoblecido por la reina Ulrika Eleonora, nació en
Estocolmo en 1688. En 1709 se graduó en la Universidad de Upsala y en 1716 fue
nombrado asesor del Real Colegio de Minas. Una sustanciosa herencia le liberó de las
ataduras de una vida funcionarial, permitiéndole convertir en realidad los proyectos
filosóficos y científicos que bullían en su cabeza. Fueron saliendo así paulatinamente
de prensa en Upsala, Leipzig, Dresde, La Haya, Amsterdam y Londres, sus tratados
científicos (Principios de las cosas naturales, La organización del reino del alma, El
reino del alma, Psicología racional..) En torno a 1774 una extraña crisis (que muchos
califican de religiosa) interrumpía la brillante carrera científica de Swedenborg,
transformándole súbitamente en un tránsfuga de la ciencia. De esta época datan obras
que se consideran textos puente entre ambas etapas de su producción (El libro de los
sueños, físico y filosófico). Sus publicaciones a partir de 1745 son extrañas obras
visionarias, filosóficas, teológicas y místicas (Los arcanos celestes, Apocalipsis
revelado, El Último Juicio y la Babilonia destruida, El Caballo blanco...) en las que trata
de superar toda dicotomía radical entre mundo científico y mundo filosófico-teológico,
extrapolando las categorías del saber científico a la esfera espiritual. En esta segunda
etapa se amalgaman inquietudes religiosas y metafísicas, cuestiones de hermenéutica
bíblica y los mismos problemas científicos que con anterioridad suscitaban su interés,
solo que ahora ransformados por la experiencia mística. Con todos estos elementos
Swedenborg construye un sólido sistema de una gran coherencia interna que ejercería
una notable influencia (teológica y literaria) en el romanticismo, simbolismo y otras
corrientes posteriores.
Editor y redactor de la primera revista sueca sobre tecnología y ciencia (Daedalus
hyperboreus), fue, además, miembro de la más temprana sociedad científica de su
país (Collegium curiosorum), corresponsal de la Academia Imperial de las Ciencias de
San Petersburgo, académico de la Real Academia Sueca de las Ciencias a propuesta
de Linneo y diputado en la Cámara de los Nobles del Parlamento sueco. Viajero
infatigable, recorrió gran parte de Europa en un total de once viajes y veintidós años
fuera de su país. Murió en Londres en 1772, a los 84 años de edad.
La recepción de Swedenborg desde entonces ha sido desigual. Tras una primera
época en la que ningún hombre culto ignoró a Swedenborg y sus obras fueron
traducidas a numerosos idiomas, a comienzos del siglo XX, el positivismo y el
materialismo colapsan el interés por Swedenborg y la opinión sobre él cambia de
signo. Dictámenes freudianos le declaran perturbado, e incluso la propia Suecia le
vuelve las espaldas, hasta que en 1973 nuevos estudios invierten estas tendencias
negativas, convirtiendo en realidad el pronóstico formulado a mediados del siglo XIX
por Carlyle: Swedenborg es como una luz cuyo brillo no cesa de crecer.
La reconquista de los dominios metafísicos fue iniciada por un sueco nacido en
Estocolmo en el año de 1688: Emmanuel Swedenborg. Estudió en la Universidad de
Upsala. Viajó por Inglaterra y otros países europeos, donde fue reconocido como
importante hombre de ciencias por sus tratados de Mineralogía, Anatomía y Fisiología -
fue quién primero demostró la función de los pulmones-. Asimismo, anticipó opiniones
y descubrimientos en Astronomía -origen solar de la Tierra- y Química Atómica. El Rey
de Suecia lo nombró Asesor de la Junta de Minas.
En 1743 este apacible y dedicado científico recibió una llamada divina - "su
iluminación"-, para consagrarse al mercadeo de las tierras divinas, en una carta a su
amigo Harvey -estudioso de la circulación sanguínea- dice:
"He sido llamado a una función por el propio señor, que se ha manifestado en persona
ante mí, su servidor. Y me ha abierto la vista para que vea en el mundo espiritual, me
ha concedido hablar con los espíritus y los ángeles. La visión duró alrededor de un
cuarto de hora. Aquella noche los ojos de mi hombre interior fueron abiertos y se
hicieron capaces de ver en los Cielos, en el Mundo de los Espíritus y en los Infiernos".
A partir de esa fecha, Swedenborg se consagró a publicar los relatos de sus viajes por
las geografías etéreas - Arcana Caelestia (1756), De Nova Hierolosyma (1758),
Apocalipsis revelata (1766), Vera Christiana Religio (1771)-, debiendo publicarlos bajo
sus expensas o con el auxilio del Duque de Brunswick o de algún otro príncipe de
Dresden, Amsterdam o Londres, ciudad en la cual murió el 29 de marzo de 1772, no
sin antes haber dejado fundada la peculiar Iglesia de la Nueva Jerusalén.
La Arcana Caelestia, publicada en ocho volúmenes, analiza el sentido universal de los
libros del Génesis y del Exodo. En este texto, el sueco afirma que el mundo de los
espíritus tiene la forma de un Gran Hombre donde ingresan seres vivos de todos los
planetas de la galaxia. La sumatoria de los espíritus crea un Hombre Máximo que
contiene, proporcionalmente, a cada una de las almas que temporalmente allí habita.
De igual manera, cada espíritu es ubicado según sus características, estado de ánimo
y disposición moral. En cuanto a la apariencia del mundo espiritual:
"... Se ven en él llanuras, montañas y colinas separadas por valles, así como lagos y
cursos de agua.... Tan grande es la similitud entre el mundo espiritual y el mundo
natural que el hombre, después de la muerte, está persuadido de que sigue en el
mundo en que nació y que acaba de abandonar. De aquí que los recién llegados digan
que la muerte es sólo una transición de un mundo a otro que es parecido" (Cielo e
Infierno, núm. 582).
Nadie, según le contaron los ángeles a Swedenborg, es obligado a ir al Cielo o al
Infierno, al contrario, ambos sitios están abiertos para todos, pero la personalidad del
elector determinará su comodidad en el sitio escogido. Ahora bien, en el infierno la
crueldad es controlada por Dios a través de sus Angeles, porque Él no desea que
exista un mal superior al que existe en la Tierra. El Infierno del autor sueco es muy
parecido al expuesto por Valentino en su evangelio aparentemente apócrifo. Lo más
relevante en el averno de Swedenborg son los cotidianos golpes de estado, de allí que
no sea gobernado por el Diablo como tal, sino por una infinita sucesión de espíritus
malignos que van del cargo más elevado al de simples servidores.
Swedenborg, meticuloso y verosímil en sus observaciones, nos detalla la apariencia
de los Cielos e Infiernos, los ropajes de los ángeles, las distintas sociedades que los
conforman, los diversos roles desempeñados por ángeles y demonios. Por ejemplo,
nos relata que en el cielo no existen ancianos, porque las personas van
rejuveneciéndose a medida que progresan.
Ralph Waldo Emerson nombra a Swedenborg como el "último Padre de la Iglesia", y lo
elogia por las semejanzas esenciales que utiliza para referir las correspondencias de
ambos mundos. En cambio, Inmanuel Kant, molesto por haber comprado los ocho
volúmenes de la Arcana Caelestia, lo considera el "archifantasioso de todos los
fantasiosos", crítica su "estilo vulgar" y lo acusa de lunático. Por su parte, William
Blake, inicialmente seguidor desmedido del sueco, lo ataca por su prosa inflada, su
convencionalismo y su escasa imaginación. En nuestro siglo, Jorge Luis Borges nos
presenta al místico como un ser curioso y extraño, casi literario...
Más allá de creer o no en las visiones de este contemplativo, podría afirmarse que
Emmanuel Swedenborg nos legó un detallado mapa psicológico por cuyos senderos,
de voluntad e inteligencia trabajada, podemos arribar a regiones del todo
consustanciales con las mudables exigencias de nuestro temperamento.
Hijo de un obispo luterano, nació en Estocolmo en 1688. Doctor en teología por la
Universidad de Upsala, a los 21 años, trabaja en Inglaterra con Newton, y después en
Noruega. Se consagra al ocultismo desde el 7 de abril de 1744, a consecuencia de
una visión nocturna de un mago que le dicta una misión, y se dice en contacto con los
espíritus de Virgilio y de Lutero. En 1757, declara haber visto el juicio final, y desde
1759, pretendió poseer videncia bajo auto-hipnosis.
Escribió 17 tratados. Su "De Caelo" o "Sobre el cielo y sus maravillas", y "Sobre el
Infierno", según cosas vistas y escuchadas, aparecido en Londres en 1758, es el
antepasado del espiritismo, que él llama pneumatología. Sus teorías tuvieron un
enorme éxito en Escandinavia y entre los Rosa-Cruz. Fue también uno de los
precursores del hipnotismo puesto que recurría a la auto-hipnosis para facilitar sus
videncias.
Murió el 29 de marzo de 1772, en Londres, en la fecha anunciada por él.

 

https://groups.google.com/group/biblioteca-oscura/

 


Compartir este post

Repost 0

Comentar este post