Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Pasajeros en Tránsito

Entrevista a Merat en I.Q.S (segunda parte)

24 Febrero 2011 , Escrito por blackrainbow Etiquetado en #Visiones

Entrevista a Merat Dave (Segunda parte, extracto de la entrevista realizada el 1 de enero de 2011)

 

¿Está usted metido en algún grupo, colectivo o asociación de carácter revolucionario?

No. Voy por libre.

 

¿Qué opina de lo que parece una revolución social. Hablo de las revueltas en Europa a raíz de la crisis económica?

Bien. Estamos comenzando a percibir los efectos de algo que comenzó hace tiempo. Empiezan a materializarse algunos deseos. Cuando usted desea algo y tiene el poder y el conocimiento para que suceda simplemente debe de lanzar la piedra y esperar a que aquello suceda como usted deseó. No es tan simple, no imagine que alguien a deseado que esto suceda, me refiero a que nadie a deseado que la población se lance a las calles a protestar, más bien esas protestas son solo el medio por el cual el deseo se está materializando.

La revolución que vivimos ahora es solo el principio de una ola de acontecimientos que se empezaron a desencadenar a principios de siglo.

 

¿Qué tipo de deseo desencadenaría esto? ¿Y quién puede desear algo así?

Observe primero lo siguiente. Imagina que dos personas desean que sucedan cosas distintas. Y ambas tienen el poder y el conocimiento para poner en marcha sus deseos. Imagine entonces que ocurriría cuando esas fuerzas opuestas choquen y cada una trate de arrastrar la otra en su propósito para la que fue creada. Durante el trayecto ambas fuerzas se van volviendo cada vez más inteligentes y se van adaptando a la situación. Evolucionan, cambian y crecen con tal de conseguir su objetivo. En su camino arrastran personas a su causa. Arrastran todo tipo de cosas a su causa. Y créame, no es tan fácil que una fuerza se dé por vencida, puede a veces parecer que a perdido pero es solo una retirada a tiempo. Esos deseos son más astutos de lo que imagina. Imagine ahora que no solo existieron dos deseos, imagine que existieron cientos de ellos y que ahora forcejean. Volviéndose cada vez más rápidos, más eficaces, más capaces de hacer cualquier cosa para hacer realidad sus objetivos.

Muchas personas inconscientemente desean que ocurran cosas. Y muchas personas conscientemente utilizan a otras personas para que se sumen a sus propios deseos.

Antes hablaba usted de 2012. Vea cuantas líneas de futuro posible se abren en esa fecha si nos atenemos a todo lo que circula en la red sobre el tema.

Piense que por mucho que usted desee algo el universo tiene extrañísimas maneras de concedérselo.

 

Así usted dice que hay personas que están siendo utilizadas para hacer cumplir los deseos de otros.

Si. Tome como analogía que el ser humano es un ordenador con una serie de aplicaciones y programas capaces de realizar. Tome la analogía que desde un ordenador externo le introducen un virus en su ordenador que le hace enviar una serie de datos sin su consentimiento. Su ordenador zombificado podría ser utilizado para cometer toda clase de delitos sin su consentimiento.

 

Necesitaría un buen antivirus y un buen cortafuego.

Y usted lo tiene. El deseo de su cuerpo es sobrevivir y por lo tanto es capaz de protegerse. Distinto es que usted libremente fuerza a su cuerpo a tomar decisiones. En este caso su mente podría tener un virus que le obligase a su cuerpo a realizar una u otra cosa con su consentimiento aunque usted desconozca el propósito real.

 

Podemos ser fácilmente engañados.

Si.

 

¿Habrá nuevo orden mundial?

Hay una facción muy poderosa que así lo desea.

 

¿Usted que desea?

Un nuevo orden natural de las cosas. Más humano y más acorde con nuestra naturaleza.

 

¿Es lo opuesto a un nuevo orden mundial?

No. Se trata más bien de aprovechar el impulso de quiénes desean esto y sobre esa ola remar poco a poco para ir desviándolo. Oponerse a según que fuerzas es una locura, ese poder te arrolla. Hay que aprender a fluir con esas energías y una vez dentro forzarlas a cambiar de dirección.

 

Me da la sensación de que no me responde a lo que le pregunto. Pero por algún motivo me tomo sus respuestas como validas.

No le respondo a sus preguntas directamente para no entrar en una batalla dialéctica. Le respondo desde mi ángulo de visión. Y usted es capaz de reconocer que aunque no abarca con su ángulo a entender del todo mis respuestas si es capaz de entrever o leer entre líneas que hay algo que se le escapa, que le resulta demasiado familiar en mis palabras.

Se me ocurre que imagine un edifico, un museo. Yo veo el museo entero. Con todos sus cuadros y todo lo que ellos significan. Usted solo conoce una habitación del museo y cree que eso es todo su mundo. Ya conoce varios cuadros, usted ya sabe que cada cuadro representa todo un mundo, pero usted intuye que hay algo más que esa sola habitación. Usted como parte del museo reconoce aunque no entiende alguien que ve todo el museo.

 

¿Usted está en la cima de la evolución humana?

No. Yo a duras penas soy un Museo. Hay quiénes son ciudades enteras. Países. Continentes. Planetas. Sistemas. Galaxias… Esas consciencias son tan inabarcables para mi cómo para usted, pero cuando ellas nos hablan reconocemos parte de  nosotros en ellas.

 

¿Cómo nos habla una ciudad, un planeta?

Todo lo que la naturaleza contiene. Fauna, flora, clima. Terremotos. Las olas del mar. Las frutas con que nos alimentamos. La lluvia. Y todo lo que contiene una ciudad. Imagine que una ciudad es a su cerebro lo que el mundo natural al resto de su cuerpo. Las ciudades están llenísimas de vida. Son el territorio más próximo que los seres humanos debemos explorar. Sus rincones secretos. Sus museos. Sus calles, callejones. Sus grandes centros comerciales llenos de movimiento. Los polígonos industriales. Las ciudades son complejos cerebros. Es la naturaleza expresándose. Es el silicio y la piedra adquiriendo conciencia. Pero a nuestros ojos su escala es imperceptible. Las ciudades son lentas a nuestros ojos, la naturaleza es lenta a nuestros ojos. Si usted lo acelera todo en su mente verá como adquiere un significado distinto.

Acelere su mente. Acelere su percepción del mundo y asómbrese de la vida.

 

¿Se me plantea la duda si usted está provocándome algo. Quiero decir, usted es bueno, de buenas intenciones?

Mi intención es ayudarle a usted y a todo aquél que así lo desee.

 

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post

Anonymous 02/24/2011 22:46



Probablemente esa persona sea un mago. 


La magiack es muy poderosa...