Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Pasajeros en Tránsito

Egipto: Manipulacion de las revoluciones en los paises arabes

7 Febrero 2011 , Escrito por blackrainbow Etiquetado en #Ahora

fuente: http://www.ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol346.htm

 

Breve Cronología de los hechos:

En Enero decenas de miles de manifestantes marchan en las principales ciudades egipcias El Cairo, Alejandría, Suez para protestar contra el encarecimiento de los alimentos, la corrupción y la opresión exigiendo el fin de la dictadura de Hosni Mubarak. Son las mayores protestas en los 30 años que el presidente Mubarak lleva en el poder.
El 25 de enero de 2011 se reúnen unos 50.000 manifestantes en las principales ciudades egipcias. Y estas no son cifras de los rebeldes sino del muy conservador The Wall Street Journal [1]
Se producen los primeros muertos y tres manifestantes son asesinados.
Observa que Hillary Clinton tiene el cinismo de confirmar el apoyo de su gobierno a Mubarak cuando ya se había informado de que manifestantes en Suez habían sido asesinados por su policía y muchos más detenidos: "Nuestra evaluación es que el gobierno egipcio es estable y está buscando maneras de responder a las necesidades legítimas y los intereses del pueblo egipcio" [2]
Mubarak autoriza a sus fuerzas armadas para disparar a matar contra manifestantes anti-gubernamentales, cosa que, igual que en Túnez, ya estaban haciendo.
Hoy esa cifra de asesinados ha ido creciendo y se calcula que ya hay mas de 150 muertos por disparos de la policía, junto con más de 4.000 heridos, en  su mayoría civiles, según las primeras cifras de los servicios sanitarios egipcios. No obstante, fuentes bien informadas afirman que el número de víctimas es mucho más elevado.
A pesar de ello varios líderes del Golfo Pérsico, sobre todo el rey Abdullah de Arabia Saudita,  telefonean a Mubarak, para expresarle su apoyo.
Se decreta el toque de queda de las 4 de la tarde a las 8 de la mañana, que entra en vigor el sábado. Luego se amplia de 3 p.m.-8 a.m., hora local.

La policía desaparece pero los civiles dirigen el tráfico y realizan actividades de limpieza y mantenimiento del orden en los barrios. Los comités de defensa ciudadanos improvisados entregan al ejército a los saqueadores que consiguen detener.
En una entrevista el periodista Jihan Hafez, afirma que “La policía sin uniforme y matones son contratados para saquear, y los medios de comunicación estatales distorsionan las imágenes en un intento de empañar la reputación de los manifestantes pacíficos y presentarlos como saqueadores y delincuentes”. [3]
Este fin de semana el ejército egipcio ha desplegado en la capital sus tanques Abrahams made in USA y sobrevuela la plaza central con aviones F-16 y helicópteros de guerra de fabricación estadounidense. [4]
Responsables militares egipcios que estaban en Washington para su reunión anual con sus maestros estadounidenses regresan a su país el viernes.[5]

 

Ese mismo viernes, Mubarak saca al ejército a las calles en un esfuerzo por mantener el control.
El presidente egipcio visita un centro de operaciones militares y se reúne con comandantes del ejército superior y las tropas en su sede el domingo dando órdenes de abrir fuego contra los manifestantes según el sitio web de la Hermandad Musulmana y la cadena PressTV [6].
Sin embargo la actitud del ejército por ahora sigue siendo muy moderada, algunos militares se han unido incluso a la manifestaciones.
"El ejército tiene que elegir entre Egipto y Mubarak", dice una pancarta en la plaza Tahrir.

cr_bol346_clip_image004.jpg
Foto: Egipcios rezan frente a un tanque del ejército durante una protesta contra el régimen del Presidente Hosni Mubarak en la Plaza Tahrir en El Cairo, el 30 de enero de 2011.

Se han producido en los últimos días escenas surrealistas como estos musulmanes haciendo sus oraciones en medio de los tanques Abrahams. O los tanques con pintadas antigubernamentales. 
“En el Cairo, había soldados subidos en tanques cubiertos de pintadas contra-Mubarak: “¡Abajo Mubarak! ¡Abajo el déspota! ¡Abajo el traidor! ¡El Faraón fuera de Egipto!” A la pregunta de cómo podían permitir que la gente garabatease consignas contra Mubarak en sus vehículos, en su mayoría de fabricación estadounidense, un soldado dijo: “Las escribe el pueblo. Es la opinión del pueblo.”[7]

 
cr_bol346_clip_image006.jpg

El ejército ha declarado que no van a disparar contra el pueblo. Los militares "nunca han utilizado ni van a utilizar la fuerza contra este pueblo" y afirman que la presencia de soldados en las calles es "para garantizar la seguridad del pueblo egipcio". [8] Esto a pesar de que el pueblo sigue sin respetar los toques de queda ni la prohibición de manifestaciones. En la Plaza Tahrir de El Cairo, miles de manifestantes acampan incluso de noche desafiando el toque de queda. El Ejército sigue dejando entrar a la gente en la plaza pidiéndoles los papeles, igual que hacen miembros de los comités populares para asegurar que no hay policías de paisano que intenten penetrar en el lugar. [9]

cr_bol346_clip_image008_0000.jpg
Foto: Un soldado del ejército egipcio recibe una flor de los manifestantes contra el gobierno en la Plaza Tahrir en El Cairo.

Pero las flores en los tanques y la población confraternizando con los soldados tranquilamente como se puede ver hoy en Egipto, no son suficientes garantías de que no va a haber una masacre. Lo mismo sucedió en Pekín durante días antes de que la división apodada “los carniceros de Mongolia” arrasaran la plaza de Tian'anmen. Todos los ejércitos tienen cuerpos legionarios especialmente adiestradas para estos menesteres, incluido el español por supuesto.
Los aeropuertos están colapsados por la gente que intenta salir del país, especialmente extranjeros. Estados Unidos, Canadá y otros países han pedido a sus ciudadanos que salgan de Egipto.  Arabia Saudita, Líbano, Jordania, Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos  envían aviones para evacuar a sus ciudadanos nacionales
Desde el comienzo de la revuelta helicópteros israelíes evacuan al personal israelí desde una base aérea egipcia desde la que huyeron a Tel Aviv y el embajador israelí en Egipto ha escapado también del país. 400 israelíes huyeron de El Cairo a bordo de dos aviones especiales entre el sábado y la madrugada del lunes. La Oficina del Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidió a todos los portavoces y ministros que no hablen a los medios de lo que pasa en Egipto.

Las comunicaciones de Al Jazeera y de la cadena de TV de Venezuela han sido prohibidas en Egipto, según la agencia oficial MENA. Que sus comunicaciones fueran cortadas el fin de semana no augura nada bueno.
Medio millón de manifestantes se han reunido en el centro de El Cairo el lunes, llamando a una huelga general indefinida y exigen al presidente Hosni Mubarak que renuncie.[10]

Concordancias y discordancias con la revolución Tunecina
El gobierno fue elogiado como un modelo por el Fondo Monetario Internacional

Es importante observar varias cosas que son iguales en Túnez y en Egipto.
En Egipto el gobierno de Mubarak fue elogiado como un modelo por el Fondo Monetario Internacional (FMI) igual que en el caso de Túnez.
El economista Michel Chossudowsky recuerda que “En Egipto, un devastador programa del FMI se impuso en 1991 durante la Guerra del Golfo. Se negoció a cambio de la anulación de la deuda de miles de millones de dólares, su participación en la guerra. La desregulación resultante de precios de los alimentos, la privatización creciente y medidas de austeridad masiva han llevado al empobrecimiento de la población egipcia y la desestabilización de su economía. Tanto Hosni Mubarak como Ben Ali se quedaron en el poder porque sus gobiernos obedecieron y respetaron efectivamente los dictados del FMI”. [11]
El resultado esta a la vista y es muy importante que estos buenos "alumnos” del modelo proporcionado por la élite financiera mundial a través de una de sus instituciones fundamentales (el FMI) se esté yendo a la mierda.

 
cr_bol346_clip_image010.jpg 


La juventud de la población y el paro
La juventud de la población y el paro son motivos importantes aunque no sean los únicos.
En Egipto el 60% de la población tiene menos de 30 años, y representan el 90% de los desempleados. [12]
Solo que Egipto es el país más poblado de la Liga de los 22 países árabes con ochenta millones de personas, en comparación con 10 millones de Túnez.
Es evidente que la revolución en Egipto tiene consecuencias mucho mas graves. Como se auguraba desde el comienzo “Si estalla Egipto, la explosión será mucho más grande, también.” [13]
Pero no solo es por eso.

cr_bol346_clip_image012.jpg 


Importancia geoestratégica y energética

Geoestratégicamente hace de bisagra entre el norte de África y Oriente Medio.
Controla el canal de Suez que comunica a través del mar Rojo el Mediterráneo con el océano Índico y especialmente con el golfo Pérsico por donde pasan una parte muy importante de los hidrocarburos que consume occidente. El otro cuello de botella del mar Rojo, el estrecho que los árabes llaman la Puerta de las Lágrimas, es por los mismos motivos un paso estratégico y es por ello que hay una guerra continua en Somalia y no por la fantasmagórica Al Qaeda.
Y es importante recordar que por ejemplo en España tenemos reservas solo para un par de meses si se cerrase el grifo del petróleo.
Egipto además está situado sobre Sudán que está en el punto de mira de una nueva guerra especialmente desde que fueron expulsadas las compañías petroleras norteamericanas y se afianzaron las chinas. Controlar los hidrocarburos de Sudán es parte de la evidente estrategia de controlar el crecimiento de China.
Sin olvidar que Egipto tiene hidrocarburos y suministra a precios preferenciales una gran cantidad de gas a Israel. La línea de gas egipcio-israelí, que suministra alrededor del 40% del consumo de gas de Israel, pasa por el norte de Sinaí, donde las protestas de masas están teniendo lugar en contra de Mubarak. Israel planea perforar en busca de gas en el yacimiento de gas Tamar, que fue descubierto en el mar Mediterráneo en 2009 pero este campo de gas, es una fuente de conflicto entre Israel y el Líbano porque se extiende en su territorio. [14]
Finian Cunningham denunciaba en un reciente artículo otro de los atractivos de Egipto. “El país sirve como un gigantesco "Guantánamo" de Oriente Medio, convenientemente oculto del interés público de EE.UU. y exento de sutilezas legales sobre los derechos humanos."[15]

El régimen de Mubarak es de hecho el principal aliado de Israel en Oriente Medio.
Egipto controla el único paso (el cruce de Raffah) para completar el estrangulamiento criminal de los palestinos que viven en la franja de Gaza que no está bajo el control de Israel. Aunque con el actual gobierno es a todos los efectos como si lo estuviese.
Una recomendación a los egipcios es que antes de juzgar a Mubarak por sus numerosos crímenes le obligaran a vivir una temporada en Gaza exactamente igual que los palestinos a los que él ha negado sus derechos manteniendo cerrado el paso como exige Israel.

Por todos estos motivos Egipto es el país que recibe mayor ayuda militar de Estados Unidos (entre 1 y 2 billones de dólares anuales), después de Israel claro. Esto significa que sus cuerpos represivos están mucho mejor dotados que los de Túnez a pesar de la ayuda francesa a estos.


cr_bol346_clip_image014.jpg

 

La rebelión no ha sido provocada por los islámicos.

Es erróneo atribuir la rebelión a los islamistas como se ha intentado hacer.
Ya lo denunciamos en el caso de Túnez y del Líbano y sigue siendo cierto en el caso de Egipto.
Laicos, islamistas, cristianos, jóvenes y mayores se mezclan en estas manifestaciones sin precedentes en Egipto. El principal grupo islámico los Hermanos Musulmanes no participó en el inicio de la rebelión. Lo que no les libró de que muchos de sus líderes fueran detenidos en sus casas por la policía. Al Yazeera informó de que 121 de sus miembros habían sido detenidos. [16]
Los Hermanos Musulmanes son el principal grupo de la oposición en el parlamento donde figuran como “independientes". 
Actualmente muchos consideran que “la Hermandad ha intentado en vano frenar la revolución y ha perdido el respeto de sus propias filas por colaborar muy de cerca con Mubarak”. [17]
En sus orígenes la Hermandad desde los años 1940 fue apoyada por el Servicio Secreto británico según el ex agente William Baer[18] para oponerse al nacionalismo laico de Nasser que impulsó los primeros intentos de autoorganización de las antiguas colonias del tercer mundo en la conferencia de Bandung, en la conferencia de Belgrado de los no alineados y en la Tricontinental de la Habana. Y sobretodo se enfrentó con Israel y se atrevió a nacionalizar nada menos que el canal de Suez lo que resultó intolerable para las grandes potencias de la época.
Según Baer estas conexiones ocultas de la CIA se mantuvieron en la era post-Nasser.

La mayoría de las fuentes de información de la región están de acuerdo en que no es el fundamentalismo islámico quien está alimentando el descontento popular generalizado, sino que es simplemente la injusticia económica y social y el deseo de los derechos democráticos básicos. [19]
Sin embargo el general Giora Eiland, antiguo consejero de Seguridad Nacional israelí, insiste en que  “el riesgo de que los Hermanos Musulmanes tomen el poder en Egipto existe. Eso sería perjudicial no sólo para Israel, sino para todos los demócratas”. Añadió que el “verdadero combate no se desarrolla entre el régimen de Mubarak y elementos pro-democráticos, sino entre Mubarak y los Hermanos Musulmanes.”
Mohamed ElBaradei, que parece ser el candidato de repuesto favorito de Washington, ha denunciado que Israel quiere utilizar el espectro del islamismo para atacar la revolución popular contra el régimen de Mubarak.
La dirección de los Hermanos Musulmanes, acaba de dar este domingo su apoyo a  Mohamed El Baradei, para negociar con el gobierno.[20] Esto equivale según Shamus Cooke del Workers Action a apoyar al candidato laico de Washington para orquestar el cambio de títeres, aunque no esté reconocido oficialmente.. por ahora. Probablemente tiene toda la razón y me recuerda al recambio que los yankis utilizaron en Afganistán en 2001, el actual presidente Karzai, ya que igual que él había vivido y trabajado en Estados Unidos para empresas e instituciones occidentales. Baradei como funcionario de la ONU (fue el director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica) y Karzai para la petrolera UNOCAL promotora de la autopista energética estratégica que pretende cruzar el país para llevar los hidrocarburos de Asia Central al Golfo de Omán. Además hace años se le otorgó oportunamente el premio Nobel de la paz como a Obama y ya sabemos el resultado. [21]
Pero como siempre hay que recordar que una cosa es la dirección y otra cosa los militantes que se sumaron a las manifestaciones antes de que sus líderes no tuvieran mas remedio que participar.

¿Los gobiernos occidentales sorprendidos?

Aunque los gobiernos occidentales hagan como que están sorprendidos había signos inequívocos de que la situación estaba alcanzando una masa crítica no solo en Egipto.
Por ejemplo ya hubo huelgas y manifestaciones hace 3 años cuando entre 2007 y 2008 los precios de los alimentos en Egipto se incrementaron en un 40 por ciento.
“Las protestas de los trabajadores por la subida de precios de los alimentos sacudió el centro textil de Mahalla al-Kobra, al norte de El Cairo [abril 2008], con dos personas muertas a tiros por las fuerzas de seguridad. Cientos de personas fueron detenidas, y el gobierno envió a  policías vestidos de civil a las fábricas para obligar a los obreros a trabajar. “[22]
Tampoco estas eran las primeras, hubo un importante movimiento popular en Egipto debido a los  precios de los alimentos en 1977, cuatro años antes de que los militares instaran a Mubarak como presidente.
También había advertencias del FMI (fondo monetario internacional), al menos desde diciembre de 2008, que advirtió de la perspectiva de "violentos disturbios en las calles... las protestas violentas podrían estallar en países de todo el mundo si los sistemas financieros de los estados no se reestructuran para beneficiar a todos y no a una pequeña élite."[23]
Una monumental hipocresía porque el sistema financiero no es determinado por los estados, sino por instituciones supranacionales como el fondo monetario internacional y el banco mundial precisamente para seguir beneficiando a esa élite.
En 2009 figuras claves de los servicios de inteligencia advertían de las próximas revueltas.
Stephen C. Webster, jefe de inteligencia EE.UU. advirtió que “La crisis económica era una  amenaza mayor que el terrorismo” y el director de Inteligencia Nacional, Dennis Blair, dijo al Comité de Inteligencia del Senado lo mismo añadiendo que “la inestabilidad puede aflojar la ley y el orden, frágiles de muchos países en desarrollo, desde los que puede extenderse de manera peligrosa a la comunidad internacional” . [24]

El presidente de Francia, Sarkozy admitió que, "había subestimado la ira del pueblo tunecino y el movimiento de protesta que derrocó al presidente Zine al-Abidine Ben Ali."
De todas formas lo que digan los presidentes es irrelevante dado que son presidentes precisamente por su habilidad para mentir. Pero los hechos indican que Francia durante las primeras semanas intentó apuntalar la decrepita dictadura tunecina, enviando a su policía y lo que es mas importante, su "savoir faire" como reconoció el ministro francés de Relaciones Exteriores.[25]

Así que probablemente solo en parte la rebelión ha pillado a los gobiernos occidentales desprevenidos aunque el viejo zorro Brezezinski lleva años advirtiéndoles incluso en el Consejo de Relaciones Exteriores.

En la publicación del mismo Consejo de Relaciones Exteriores, a principio de enero de este año Steven Cook señalaba la falta de atención que se prestó a las protestas de Túnez en las primeras semanas de la resistencia y advirtió equivocándose que "puede que no sean los últimos días de Ben Ali o Mubarak o de cualquier otro hombre fuerte de Medio Oriente” como de hecho lo han sido al menos de momento para el primero.  Tras la metedura de pata Steven Cook concluía en un alarde de inteligencia: “pero es evidente que algo pasa en la región". [26]

La misma aparente ceguera de los políticos puede diagnosticarse en Israel. Incluso el día 25 de enero cuando ya era evidente que la insurrección se había generalizado, el viceprimer ministro israelí, Silvan Shalom, confesaba su temor de que Túnez pudiese "sentar un precedente que podría repetirse en otros países, posiblemente afectando directamente la estabilidad de nuestro sistema". [27]
El lunes el parlamento israelí acaba de celebrar una reunión para aclarar porqué sus servicios de inteligencia no habían previsto la rebelión en Egipto.[28]

Pero el ejército de Israel no ha desplegado sus tropas en la frontera de Egipto. Lo ha hecho en la del Líbano. Evidencia adicional de que el peligro mas importante no son estas revoluciones nacientes, sino la caída del gobierno libanés de Hariri aliado del duo EE.UU. - Israel como ya señalamos en el boletín anterior [29].
 
La rebelión no ha sido provocada por las redes sociales ni por Internet.

El cacareado papel de las redes sociales en las rebeliones es mucho menor de lo que se está diciendo.
En este boletín tienes un ejemplo actual de lo que está sucediendo en Túnez con el artículo de Thierry Meyssan “Washington ante la cólera del pueblo tunecino”.
La prueba también la tenemos bien patente en Egipto donde de la noche a la mañana no solo se suprimieron las redes sociales como en Túnez, sino que se suprimió todo Internet. La conexión a Internet, fue cortada el jueves por la noche lo que indica claramente su fragilidad.
A pesar de ello la rebelión, no solo no decayó, sino que aumentó todavía mas.

Por otra parte es necesario recordar siempre que estas redes no han sido creadas para liberar a la gente sino para controlarla.

Estos nuevos métodos de subversión y de guerra psicológica con tecnología moderna y sofisticada completan los ya clásicos y tienen el mismo objetivo: sembrar la confusión y las rivalidades, es decir dividir para desestabilizar los países y sus movimientos de rebelión. 
El control de telecomunicaciones, de los teléfonos móviles y los SMS, de los programas como Facebook y Twitter, son muy útiles ya que impiden saber quién manda la información ni desde dónde, y a través de ellos se puede distribuir cualquier cosa. Además el control se ha extendido a los proveedores de acceso a Internet por parte de la CIA, la National Security Agency (NSA) y el departamento de Estado estadounidenses.[20]

cr_bol346_clip_image016.jpg

Los caballos de Troya, Freedom House y el ICNC (Centro Internacional por la No-Violencia de conflictos)

En el caso actual la fundación con sede en EE.UU. Freedom House ha dedicado últimamente mucha atención a Egipto. Fundada en 1941, se presenta como “una organización de control independiente que apoya la expansión de la libertad en todo el mundo... apoya el cambio democrático y los derechos humanos ...” [31].   Pero en realidad la Freedom House tiene otra cara y es una de las piezas fundamentales y mas antiguas de la injerencia USA en el mundo. Está estrechamente ligada a la rama visible de la CIA la NED, [32] a la agencia USAID que ayuda a implantar el capitalismo en el mundo y al poderoso Council on Foreign Relations (CFR) que dirige la política exterior USA. [33]  Según ella misma reconoce “considera que el liderazgo estadounidense en los asuntos internacionales es esencial para la causa de los derechos humanos y la democracia.”
Si vas a su página en español [34] encontrarás que durante el año pasado su dossier sobre la libertad en el mundo y la libertad de prensa se refiere exclusivamente a Cuba y su único comunicado de prensa lleva el sugerente título de “La liberación de los presos políticos en Cuba es sólo el primer paso” de lo que se deduce que este es el único atentado a la libertad ocurrido en 2010. 
Está involucrada en la formación, promoción y financiación de activistas de Egipto y otros países de Oriente Medio y Norte de África que utilizan las redes sociales Facebook y Twitter como arma.

cr_bol346_clip_image018.jpg


No creas que son paranoias conspirativas, es la propia organización Freedom House quien lo afirma.[35]
El programa de Egipto que “ha ganado importancia“ tiene objetivos descaradamente propagandísticos y proporciona armas para la guerra de la información “Proporcionar formación avanzada en la movilización ciudadana, el pensamiento estratégico, nuevos medios de comunicación, promoción y divulgación. Para potenciar una nueva generación de activistas.” que se dediquen a expandir la democracia tal y como la entiende Estados Unidos por supuesto.

cr_bol346_clip_image020.jpg
Foto: activistas egipcios becarios de la Freedom House en en Washington DC (2008) muestran su contento por la pasta que van a recibir para promocionar la democracia made in USA.

Este adoctrinamiento funciona mediante un sistema de becas y cursos en Estados Unidos donde “los becarios adquieren habilidades en la movilización cívica, liderazgo y planificación estratégica, Se benefician de las oportunidades de creación de redes a través de la interacción con los donantes con sede en Washington, las organizaciones internacionales y medios de comunicación.”
Los invitados egipcios de la Freedom House son tratados por todo lo alto recibiendo “atención sin precedentes” es decir un condicionamiento de élite.

cr_bol346_clip_image022.jpg
Foto: activistas egipcias becarias de la Freedom House.

“Los becarios visitantes de todos los grupos de la sociedad civil recibieron una atención sin precedentes y el reconocimiento, incluidas las reuniones en Washington con el Secretario de Estado de EE.UU., el asesor de Seguridad Nacional, y miembros prominentes del Congreso.”
Y los mas importante además de lavado cerebral reciben un maná financiero.
“Después de regresar a Egipto, los becarios recibieron pequeñas subvenciones para poner en marcha iniciativas innovadoras, como la defensa de la reforma política a través de Facebook y mensajes SMS.”
Y se les asegura “apoyo y asesoramiento” desde Europa y USA para que se conviertan en líderes.
“Cada investigador visitante fue emparejado con un miembro del Comité de Solidaridad Internacional (ISC), una prominente figura pública en Europa o los EE.UU., que proporciona apoyo y asesoramiento para el joven líder.”

cr_bol346_clip_image002_0006.jpg
Foto: Activistas egipcios reunidos con el director de Fredom House y la secretaria de estado Condolenza Rice en 2008

Si los activistas egipcios se reunieron con la secretaria de estado Condolenza Rice en 2008 en 2009 volvieron a hacerlo con Hilary Clinton en el Departamento de Estado en Washington,  y con el secretario de Estado adjunto para Asuntos del Cercano Oriente, Jeffrey Feltman el 28 de mayo de 2009 en Washington.

cr_bol346_clip_image026.jpg
cr_bol346_clip_image001_0000.jpg
Foto: la Secretaria de Estado, Hillary Clinton adoctrinando a los activistas egipcios
Washington, DC, Mayo 28, 2009.

Por supuesto este programa no funciona solo para Egipto. En febrero y marzo del año pasado la Freedom House recibió a 11 bloggers de Medio Oriente y África del Norte en Washington, DC “El viaje de estudio proporciona a los bloggers formación en seguridad digital, vídeo digital, desarrollo de mensajería y cartografía digital. Los becarios también participaron en una sesión informativa del Senado, y se reunieron con altos funcionarios de USAID, y el Congreso del Estado, así como con medios de comunicación internacionales, como Al-Jazeera y el Washington Post.” [36]

cr_bol346_clip_image028.jpg
Foto: algunos de los activistas de Oriente Medio y África invitados por la Freedom House en febrero – marzo  2010 a Washington.

De nuevo la fuente es la propia organización y puedes observar la coordinación con la agencia USAID  dedicada también a la injerencia en el extranjero.
Entre los medios con los que se reunieron no es de extrañar que figure el Washington Post propiedad del multimillonario Warren Buffett uno de los fervientes adictos a las políticas de despoblación y financiero de sus instituciones internacionales como el Population Council.
Menos evidente aparentemente es que también lo hicieran en USA con la supuestamente independiente Al-Jazeera cuyo cuartel general está en Qatar igual que el de la flota de guerra USA del Golfo Pérsico.

En Egipto y en Túnez es un hecho comprobado que algunos movimientos de “rebelión” han sido  financiados por Estados Unidos.
Dirás que Estados Unidos ha apoyado a ambos dictadores.
Y tienes razón.
Pero simultáneamente también ha apoyado a los opositores de la dictadura como forma de controlar la oposición política.
Incluso la BBC ha reconocido que "los EE.UU. han estado enviando dinero a los grupos pro-democracia.".[37]

En Egipto el movimiento juvenil 6 de abril, un grupo en Facebook que funciona desde 2008 ha atraído a jóvenes con estudios, cuenta con unos 70.000 miembros, utiliza los sitios de redes sociales para organizar protestas e informar sobre las actividades contra el gobierno egipcio y  sobre violaciones de los derechos humanos, ha sido secretamente apoyado por Estados Unidos. [38]
Mucho antes, el movimiento Kifaya, organizó una de las primeras protestas contra el régimen de Mubarak ya en 2004, con el apoyo del Centro Internacional por la No-Violencia de conflictos de Estados Unidos [39]
Según su página principal “El Centro Internacional sobre Conflictos No Violentos (ICNC) es una fundación independiente de educación y sin fines de lucro, que desarrolla y fomenta el estudio y el uso de civiles, basada en estrategias no militares destinadas a crear y defender los derechos humanos, democráticos, autogobierno y la justicia en todo el mundo”
Pero este centro “no lucrativo” dista mucho de ser independiente y de perseguir los objetivos que exhibe en su propaganda, como la NED y la Freedom House también esta vinculado con la CIA [40].
Entre sus principales directivos se encuentra  como asesor principal Hardy Merriman que trabajó para la Albert Einstein Institution.[41]
Se ampara en el prestigioso nombre de Einstein, pero este se levantaría de la tumba si supiera para que se ha utilizado, porque su postura política no demasiado conocida era muy distinta de la de la institución que se ha apropiado de su nombre como puedes leer en sus propias palabras. [42] .
La Albert Einstein Institution, es una de las principales ONG que ha promocionado las llamadas «revoluciones» de colores.[43]

El logo de la organización egipcia Kifaya se llama “basta” casi igual que el de la organización serbia OTPOR (posteriormente CANVAS) financiada por el multimillonario George Soros [44] y apoyada por la Albert Einstein Institution, que contribuyó a desestabilizar la república democrática de Yugoslavia rematada por el criminal bombardeo de la OTAN. [45]

Se trata de una imagen de marca dentro de la estrategia de marketing también empleada en el logo de la actual «Revolución del jazmín» en Túnez como analiza Thierry Meyssan. "En el centro se puede ver el puño en alto, símbolo ex comunista utilizado en todas las «revoluciones» de colores desde la época de Otpor, en Serbia" [46]

La Freedom House y el Centro Internacional para Conflictos No Violentos (ICNC) no son las únicas organizaciones no gubernamentales (ONG) y asociaciones internacionales que tienen como objetivo desestabilizar países: la NED (National Endowment for Democracy), el Instituto Albert Einstein, Instituto de Estados Unidos por la Paz, el Instituto Demócrata Nacional, el Instituto Estadounidense de la Paz, el American Enterprise Institute, y otras menos conocidas financiadas por la NED como Vital Voices Global Partnership (2004), el Institute of World Affairs (IWA, 2005) , El Centro de Solidaridad o American Center for International Labor Solidarity (ACILS, 2005), el Instituto Republicano Internacional (IRI, 2005), the Center for the International Private Enterprise (2004), incluyendo ONG orientadas aparentemente a las mujeres World Movement for Democracy y Global Fund for Women, Reporteros sin fronteras (RSF), etc. Todas ellas están ligadas a las agencias de inteligencia gubernamentales Estadounidenses y a la USAID y actúan en todo el mundo.
Observa que la mayoría llevan en sus nombres las palabras democracia y paz afianzando el  lenguaje orwelliano que ha alcanzado su apogeo con los premios Nobel de la paz otorgados a los grandes promotores de la guerra.[47]
El caso de las ex repúblicas soviéticas es particularmente ilustrativo pues en todas se ha repetido el mismo guión:
"la Revolución de las Rosas", Georgia (noviembre de 2003 - enero de 2004)
"la Revolución Naranja”, en Ucrania (enero de 2005)
"la “Revolución de los Tulipanes”, Kirguistán (abril de 2005)
Sin olvidar a aquellas ex repúblicas soviéticas donde han fracasado (Uzbekistán y Bielorrusia) y la propia Rusia [48].
También en Serbia, Líbano, Indonesia y Sudamérica como ha denunciado la abogada Eva Golinger documentando son las mismas ONG y agencias de Washington las que promueven la desestabilización de Venezuela, Bolivia y Nicaragua.[49]
Tenemos un buen ejemplo de su manipulación en el caso de la fracasada revolución verde para promocionar un golpe de estado en Irán como ha descrito el periodista Thierry Meyssan presidente de la Red Voltaire. [50]

En anteriores boletines he denunciado sus actividades en Irán[51], Tibet[52], China[53], Rusia[54], Bolivia[55]y su relación con la infame Reporteros sin fronteras.[56]

Es lo que en operaciones psicológicas se denomina "manufacturing dissent" es decir la fabricación de la disidencia y es una vieja táctica. "Financiado organizaciones de la sociedad civil para actuar como un "Caballo de Troya", que se incrusta en el movimiento de protesta, aseguran que el movimiento de protesta popular no abordará la cuestión más amplia de la injerencia extranjera en los asuntos de Estados soberanos." [57]

Y es fundamental cuestionar esa injerencia si se pretende ir mas allá de conseguir solo unas cuantas reformas, que es justamente lo que la población desea.

La espontaneidad de la rebelión es incuestionable y no puede de ningún modo atribuirse a estos intentos de manipulación practicados por unos pocos “troyanos” al servicio de los intereses financieros multinacionales. 
Pero el pueblo de los países árabes debe saber que existen, están bien entrenados y estar muy atentos para preservar sus revoluciones actuales y futuras de semejantes manipulaciones.

La gente está harta

Andrew Gavin Marshall considera que la crisis económica mundial, ya se perfila como la más grave en décadas, si no en siglos y prevé que las revueltas del hambre se extenderán por todo el mundo como lo hicieron en 2007 y 2008, justo antes del estallido de la crisis económica. [58]
En Egipto, como en todos los países de la zona, están teniendo lugar las mayores protestas desde que sus corruptos gobiernos están en el poder. Lo que quiere decir una cosa bien simple: la gente esta harta.
Igual que en Túnez lo que comenzó como una lucha contra el paro y la carestía de los productos básicos con demandas específicas de aumento en el salario mínimo y reforma política, ha cambiado hasta convertirse en una revolución.
Igual que en Túnez ya no se trata de que renuncien los dictadores Ben Ali ni Hosni Mubarak que lleva 30 años ejerciendo el poder.
Menos aún que en Túnez la gente no se va a detener cuando el dictador Hosni Mubarak escape del país (por ejemplo a su aliado Israel) igual que no se ha detenido cuando el dictador Ben Ali escapó a Arabia Saudí (su aliado común con Estados Unidos).
Como Michel Chossudovsky titulaba un reciente artículo [59] "Los dictadores no dictan, obedecen órdenes”. Esto es cierto en los países donde se están produciendo las rebeliones; Egipto, Túnez, Yemen, Jordania y Argelia.
En todos los casos la mayoría de la gente tiene claro que se trata de derrocar a toda la élite gobernante.
Otra cosa es que consigan derrocar al gobierno y construir otro que no esté manipulado por los intereses financieros de Occidente.

Mas allá del derrocamiento de los actuales gobiernos la gran mayoría de la gente es muy consciente de que la raíz del cambio democrático en la región no es sólo deshacerse de los  gobernantes corruptos, es el derrocamiento de la política imperialista de Washington. [60]
Pero también en general de las corporaciones de occidente y sus instituciones como el FMI, el Banco Mundial, que están tras ella.

Sin embargo “no hay consignas ni carteles contra Estados Unidos y la Embajada USA no es un objetivo del movimiento de protesta” señalaba Michel  Chossudovsky[61]. Pero si te remites a fuentes como PressTV verás que esto no es cierto hay consignas no solo contra Estados Unidos sino contra Israel y Francia[62] Según informes, miles de manifestantes han coreado consignas contra Estados Unidos y quemaron efigies del presidente Obama en El Cairo, Alejandría y Suez en los últimos días [63]. Sin duda ese es uno de los motivos por los que las cuentas bancarias de esta TV iraní acaban de ser congeladas en Inglaterra.
Una reciente entrevista con un periodista local [64] deja claro que el sentimiento anti imperialista está muy presente entre los manifestantes egipcios. Estoy seguro de que Chossudovsky, siempre certero en sus comentarios, estará muy contento de haberse equivocado en este caso.

cr_bol346_clip_image030.jpg

 

Washington ante la cólera del pueblo tunecino

Thierry Meyssan

Mientras los medios occidentales celebran la «Jasmine Revolution», Thierry Meyssan revela el plan estadounidense tendiente a detener la cólera del pueblo tunecino y a conservar esa discreta base de retaguardia de la CIA y la OTAN. Para Meyssan, el fenómeno insurreccional no ha terminado y la verdadera revolución, que tanto temen los occidentales, puede estar a punto de empezar.

cr_bol346_clip_image002.jpg

El general William Ward, ex responsable de la represión en los territorios palestinos convertido en comandante del AfriCom, participa en una ceremonia en mayo de 2010. El ejército tunecino fue reducido al mínimo, pero el país sirve de base de retaguardia para las operaciones «antiterroristas» en la región y dispone de puertos indispensables para la OTAN en el control del Mediterráneo.

A las grandes potencias no les agradan los acontecimientos políticos que no pueden controlar y que obstaculizan sus planes. Los acontecimientos que han venido conmocionando Túnez desde hace un mes no son ajenos a esa regla. Todo lo contrario.
Resulta entonces bastante sorprendente que los grandes medios internacionales de difusión, fieles aliados del sistema de dominación mundial, se entusiasmen de pronto por la «revolución de jazmín» y que publiquen investigaciones y reportajes sobre la fortuna de la familia Ben Ali, a la que anteriormente no prestaban atención a pesar de su escandaloso tren de vida.
Lo que sucede es que los occidentales están tratando de recuperar terreno en una situación que se les fue de las manos y en la que ahora quieren insertarse describiéndola según sus propios deseos.
Primero que todo, es importante recordar que el régimen de Ben Ali gozaba del apoyo de Estados Unidos y de Israel, de Francia y de Italia.
 
Considerado por Washington como un Estado de importancia menor, Túnez estaba siendo más utilizado en materia de seguridad que en el plano económico.
En 1987, un golpe de Estado derrocó al presidente Habib Bourguiba para favorecer a su ministro del Interior, Zine el-Abidine Ben Ali. Este último es un agente de la CIA entrenado en la Senior Intelligence School de Fort Holabird.
Según informaciones recientes, Italia y Argelia parecen haber estado vinculadas a aquella toma del poder [1].
Desde su llegada misma al Palacio de la República, Ben Ali establece una Comisión Militar Conjunta con el Pentágono que se reúne anualmente, en mayo.
Ben Ali no confía en el ejército, lo mantiene marginado y no le proporciona suficiente equipamiento, con excepción del Grupo de Fuerzas Especiales que se entrena con los militares estadounidenses y que participa en el dispositivo «antiterrorista» regional.
Los puertos de Bizerta, Sfax, Susa y Túnez se abren a los navíos de la OTAN y, en 2004, la República de Túnez se inserta en el «Dialogo mediterráneo» de la alianza atlántica.
Al no abrigar con Túnez expectativas especiales en el plano económico, Washington permite que los miembros de la familia Ben Ali exploten a fondo el país. Cualquier empresa que allí se desarrolle tiene que cederles el 50% de su capital y los dividendos correspondientes a esa tajada. Pero las cosas se ponen feas en 2009, cuando la familia que controla el país pasa de la glotonería a la avaricia y trata de chantajear también a los empresarios estadounidenses.
Por su lado, el Departamento de Estado prevé la inevitable desaparición del presidente. El dictador ha eliminado a todos sus rivales y no tiene sucesor. Se impone entonces buscarle un sustituto en caso de que fallezca. Se recluta a unas 60 personalidades capaces de desempeñar un papel político después de Ben Ali. Cada una de esas personas recibe un entrenamiento de 3 meses en Fort Bragg y posteriormente se le asigna un salario mensual [2]. Y pasa el tiempo…
Aunque el presidente Ben Ali mantiene la retórica antisionista en vigor en el mundo musulmán, Túnez ofrece diversas facilidades a la colonia judía de Palestina. Se autoriza a los israelíes descendientes de tunecinos a viajar a Túnez y a comerciar en ese país. Incluso se invita a Ariel Sharon a viajar a Túnez.

La revuelta

El 17 de diciembre de 2010, la inmolación voluntaria de un vendedor ambulante, Mohamed Bouazizi, quien se prendió porque la policía le había confiscado su carreta y sus productos, da paso a los primeros disturbios. La población de Sidi Bouzid se identifica con aquel drama personal y se subleva.
Los enfrentamientos se extienden a varias regiones y, posteriormente, alcanzan la capital tunecina. El sindicato UGTT y un colectivo de abogados organizan manifestaciones, sellando así –sin hacerlo a propósito– la alianza entre las clases populares y la burguesía alrededor de una organización estructurada.
El 28 de diciembre, el presidente Ben Ali trata de recuperar el control de la situación. Visita al joven Mohamed Buazizi en el hospital y se dirige esa misma noche a la nación. Pero su discurso televisivo expresa su ceguera. Ben Ali denuncia a los manifestantes como extremistas y agitadores a sueldo y anuncia una represión feroz. Lejos de calmar las cosas, su intervención convierte la revuelta popular en insurrección. El pueblo tunecino ya no denuncia solamente la injusticia social sino el poder político.

cr_bol346_clip_image002_0000.jpg
El productor Tarak Ben Ammar, propietario de Nessma TV y socio de Silvio Berlusconi. Es primo de Yasmina Torjman, la esposa del ministro francés de Industrias, Eric Besson.

En Washington se dan cuenta de que «nuestro agente Ben Ali» ha perdido el control de la situación. En el Consejo de Seguridad Nacional, Jeffrey Feltman [3] y Colin Kahl [4] consideran que es hora de deshacerse del dictador ya desgastado y de organizar la sucesión antes de que la insurrección se convierta en una verdadera revolución, o sea antes de que ponga en tela de juicio el sistema.
Se decide entonces movilizar a los medios de difusión, en Túnez y en el mundo, para limitar la insurrección. Se trata de dirigir la atención de los tunecinos hacia los problemas sociales, la corrupción de la familia Ben Ali y la censura de prensa.
Todo con tal de evitar el debate sobre las razones que llevaron a Washington a poner a Ben Ali en el poder hace 23 años y a protegerlo mientras se apoderaba de la economía nacional.
El 30 de diciembre, el canal privado Nessma TV desafía al régimen con la transmisión de reportajes sobre los disturbios y organizando un debate sobre la necesaria transición democrática. Nessma TV es propiedad del grupo italo-tunecino de Tarak Ben Ammar y Silvio Berlusconi. Los indecisos captan inmediatamente el mensaje: el régimen se tambalea.
Simultáneamente, expertos estadounidenses, así como serbios y alemanes, son enviados a Túnez para canalizar la insurrección. Son estos expertos quienes, manipulando las emociones colectivas, tratan de imponer consignas en las manifestaciones. Siguiendo la técnica de las supuestas «revoluciones» de colores, elaborada por la Albert Einstein Institution de Gene Sharp [5], estos expertos dirigen la atención hacia el dictador para así evitar cualquier debate sobre el futuro político del país. Aparece así la consigna «¡Ben Ali, lárgate!» [6].


Bajo la denominación Anonymous, el ciberescuadrón de la CIA –ya utilizado anteriormente contra Zimbabwe e Irán– hackea varios sitios web oficiales tunecinos e introduce en ellos un mensaje de amenaza en inglés.

 

La insurrección

cr_bol346_clip_image001.jpg
*Foto tomada de una pantalla) El 2 de enero de 2010, el grupo Anonymous (una pantalla de la CIA) hackea el sitio web del primer ministro tunecino e inserta un mensaje en inglés. El logo es el del Partido Pirata Internacional, cuyo miembro tunecino Slim Amanou, apadrinado por la embajada de Estados Unidos, se convertirá rápidamente en ministro de Juventud y Deportes del «gobierno de unión nacional».

Los tunecinos siguen desafiando al régimen de forma espontánea, lanzándose masivamente a las calles y quemando estaciones de policía y establecimientos pertenecientes a la familia de Ben Ali. Algunos lo pagarán incluso con su sangre.
Desorientado y patético, el dictador sigue sin entender lo que sucede.
El 13 de enero, Ben Ali ordena al ejército disparar contra la multitud, pero el jefe del Estado Mayor de las fuerzas terrestres se niega a hacerlo. El general Rachid Ammar, ya en contacto con el general William Ward, comandante del AfriCom, anuncia personalmente al presidente Ben Ali que Washington le ordena huir.
En Francia, el gobierno del presidente Sarkozy no ha sido prevenido de la decisión estadounidense y no ha analizado los diferentes cambios de casaca. La ministra de Relaciones Exteriores, Michele Alliot-Marie, se propone salvar al dictador enviándole consejeros en materia de orden público y equipamiento para que pueda mantenerse en el poder mediante procedimientos más limpios [7]. El viernes 14 se fleta un avión de carga. Cuando terminan en París los trámites de aduana, ya es demasiado tarde. El envío de ayuda ya no es necesario. Ben Ali ha huido.


En Washington y Tel Aviv, en París y en Roma, sus antiguos amigos le niegan el asilo. Va a parar a Riyadh (capital de Arabia Saudita), no sin haberse llevado consigo 1,5 toneladas de oro robado del Tesoro público tunecino.

 


cr_bol346_clip_image008.jpg 


Marketing: el logo de la «Jasmine Revolution» aparece en el preciso momento de la fuga de Ben Ali. En el centro se puede ver el puño en alto, símbolo ex comunista utilizado en todas las «revoluciones» de colores desde la época de Otpor, en Serbia. Desde la perspectiva de Washington, lo importante es hacer ver que todo ha terminado y que los hechos se inscriben en una dinámica internacional de carácter liberal. Es interesante señalar que el título aparece en inglés y que la bandera tunecina se reduce a un simple adorno encima de la letra R.

Jazmín para calmar a los tunecinos

Los consejeros estadounidenses en materia de comunicación estratégica tratan entonces de dar el juego por terminado, mientras que el primer ministro saliente forma un gobierno de continuidad. Es en ese momento que las agencias de prensa lanzan la denominación de «Jasmine Revolution», ¡en inglés, por supuesto! Las agencias afirman que los tunecinos acaban de realizar su propia «revolución de color». Se instaura un gobierno de unión nacional y todo el mundo contento.
La expresión «Jasmine Revolution» deja un sabor amargo a los tunecinos más viejos: es precisamente la que utilizó la CIA durante el golpe de Estado de 1987 que puso a Ben Ali en el poder.
La prensa occidental –sobre la cual el Imperio ejerce ahora más control que sobre la tunecina– descubre entonces la fortuna mal habida de la familia Ben Ali, que hasta ahora había ignorado. Se olvida, sin embargo, del visto bueno que el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, le había dado a los funcionarios del régimen pocos meses después de los motines que protagonizó la población hambrienta [8].
También se olvida del último informe de Transparency International que afirmaba que en Túnez había menos corrupción que en varios Estados de la Unión Europea, como Italia, Rumania y Grecia [9].
Mientras tanto, se desvanecen los grupos armados del régimen, que habían sembrado el terror entre los civiles durante los disturbios y los llevaron incluso a organizarse en comités de autodefensa.
Los tunecinos, a quienes se creía despolitizados y manejables al cabo de tantos años de dictadura, resultan sin embargo muy maduros. Rápidamente se dan cuenta de que el gobierno de Mohammed Ghannouchi no es otra cosa que «benalismo sin Ben Ali». Con algunos cambios de fachada, los caciques del partido único (RCD) conservan los ministerios más importantes. Los sindicalistas de la UGTT se niegan a sumarse a la maniobra estadounidense y renuncian a los puestos que les habían sido otorgados.

 

cr_bol346_clip_image002_0001.jpg
Ahmed Nejib Chebbi, un oponente «Made in USA»

Además de los inamovibles miembros del RCD, se mantienen los dispositivos mediáticos y varios agentes de la CIA. Por obra y gracia del productor Tarak Ben Ammar (el gran jefe de Nessma TV), la realizadora Moufida Tlati se convierte en ministra de Cultura. Menos implicado en el negocio del espectáculo, pero más significativo, Ahmed Nejib Chebbi, peón de la National Endowment for Democracy (NED), se convierte en ministro de Desarrollo Regional y el oscuro Slim Amanou, un bloguero conocedor de los métodos del Albert Einstein Institute, se transforma en ministro de Juventud y Deportes a nombre del fantasmagórico Partido Pirata, vinculado al autoproclamado grupo Anonymous.

cr_bol346_clip_image002_0002.jpg
La verdadera sede del poder ya no es el Palacio de la República sino la embajada de Estados Unidos. En ella se conformó el gobierno de Ghannouchi. Situada fuera de la capital tunecina, en un terreno fortificado, la embajada estadounidense es un gigantesco bunker estrechamente vigilado que abriga las oficinas centrales de la CIA y del MEPI para el norte de África y parte del Medio Oriente.


Por supuesto, la embajada de Estados Unidos no solicitó al Partido Comunista que se integrara al llamado «gobierno de unión nacional». Por el contrario, lo que hicieron fue traer de Londres, donde había obtenido el asilo político, al líder histórico del Partido del Renacimiento (Ennahda), Rached Ghannouchi.
Se trata de un islamista ex salafista que predica la compatibilidad entre el Islam y la democracia y que viene preparando desde hace tiempo un acercamiento al Partido Demócrata Progresista de su amigo Ahmed Nejib Chebbi, un socialdemócrata ex marxista. En caso de que fracase el «gobierno de unión nacional», este dúo pudiera representar una solución alternativa.
Los tunecinos se sublevan nuevamente, ampliando por su propia cuenta la consigna que se les había inculcado: «¡RCD, lárgate!». En comunas y empresas, ellos mismos expulsan a los colaboradores del régimen derrocado. ¿Hacia la revolución?
Contrariamente a lo que ha dicho la prensa occidental, la insurrección no ha terminado aún y la revolución todavía no ha comenzado. Es importante señalar que Washington no ha canalizado nada, exceptuando a los periodistas occidentales. Ahora más que en diciembre, la situación está fuera de control.

cr_bol346_clip_image021.gif  

Thierry Meyssan
Analista político francés. Fundador y presidente de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

Los artículos de esta autora o autorcr_bol346_clip_image023.gif
Enviar un mensajecr_bol346_clip_image025.gif

 

 

 

Referencias:

[1] Declaraciones del almirante Fulvio Martini, quien era por entonces jefe de los servicios secretos italianos (SISMI).
[2] Testimonio directo recogido por el autor.
[3] Asistente de la secretaria de Estado para cuestiones del Medio Oriente.
[4] Asistente adjunto del secretario de Defensa para el Medio Oriente.
[5] «La Albert Einstein Institution: no violencia según la CIA», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 4 de junio de 2007.
[6] «La technique du coup d’État coloré» en francés (La técnica del golpe de Estado), por John Laughland, Réseau Voltaire, 4 de enero de 2010.
[7] «Proposition française de soutenir la répression en Tunisie», por Michelle Alliot-Marie, Réseau Voltaire, 12 de enero de 2011.
[8] Video.
[9] «Corruption perception index 2010», Transparency International.

Fuentes:

Washington face à la colère du peuple tunisien
par Thierry Meyssan. 23 janvier 2011
http://www.voltairenet.org/article168223.html

Washington ante la cólera del pueblo tunecino
por Thierry Meyssan 24 de enero de 2011
http://www.voltairenet.org/article168231.html

 

Otros boletines:

  • Sobre Tunez:

    • Qué ha pasado en Túnez
    • Breve repaso a la historia de Túnez
      Las causas de la rebelión en Túnez
    • 1- El aumento del paro
    • 2 El aumento de las desigualdades sociales
    • 3- El aumento de las desigualdades regionales
    • 4. La crisis económica
    • 5- La escandalosa corrupción de la clase dominante
    • 6- La difusión cada vez mayor de todos estos hechos a pesar de la censura
    • La falsa imagen de «anarquía»
    • La revolución Tunecina revela 4 grandes fraudes

     http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol343.htm

 

El movimiento de protesta en Egipto
“Los dictadores no dictan, obedecen órdenes”

Michel Chossudovsky

El régimen de Mubarak podría caer frente a un movimiento nacional de protesta… ¿Cuáles son las perspectivas para Egipto y el mundo árabe?
Los “dictadores” no dictan, obedecen órdenes. Esto es verdad en Egipto, Túnez y Argelia.
Los dictadores son invariablemente títeres políticos. Los dictadores no deciden.
El presidente Hosni Mubarak fue un fiel sirviente de intereses económicos occidentales y lo mismo vale para Ben Alí.
El gobierno nacional es el objeto del movimiento de protesta.
El objetivo es derrocar al títere en lugar del titiritero.
Las consignas en Egipto son “Abajo Mubarak, abajo el régimen”. No se habla de carteles contra EE.UU… La influencia decisiva y destructiva de EE.UU. en Egipto y en todo Medio Oriente sigue sin mencionarse.
Las potencias extranjeras que operan entre bastidores están protegidas contra el movimiento de protesta.
No habrá ningún cambio político significativo a menos que el movimiento de protesta encare directamente el tema de la injerencia extranjera
La embajada de EE.UU. en El Cairo es una importante entidad política que invariablemente resta importancia al gobierno nacional. La embajada no es un objetivo del movimiento de protesta.
cr_bol346_clip_image002_0003.jpg
En 1991 se impuso en Egipto un devastador programa del FMI en el momento álgido de la Guerra del Golfo. Se negoció a cambio de la anulación de la multimillonaria deuda militar de Egipto con EE.UU. así como de su participación en la guerra. La desregulación resultante de los precios de los alimentos, la arrolladora privatización y las masivas medidas de austeridad llevaron al empobrecimiento de la población egipcia y a la desestabilización de su economía. Elogiaron al gobierno de Mubarak como “alumno modelo del FMI”.
El papel del gobierno de Ben Alí en Túnez fue imponer la mortífera medicina económica del FMI, que durante un período de más de veinte años sirvió para desestabilizar la economía nacional y empobrecer a la población tunecina. Durante los últimos 23 años, la política económica y social en Túnez ha sido dictada por el Consenso de Washington.
Tanto Hosni Mubarak como Ben Alí permanecieron en el poder porque sus gobiernos obedecieron e impusieron efectivamente los dictados del FMI.
De Pinochet y Videla a Baby Doc, Ben Alí y Mubarak, los dictadores han sido instalados por Washington. Históricamente en Latinoamérica, los dictadores fueron colocados en sus sitios mediante una serie de golpes militares patrocinados por EE.UU. En el mundo actual se hace mediante “elecciones libres y limpias” bajo la supervisión de la “comunidad internacional”. cr_bol346_clip_image003.gif 


cr_bol346_clip_image005.jpg
Hillary Clinton y Hosni Mubarak en Sharm el-Sheik, septiembre de 2010


Nuestro mensaje al movimiento de protesta:

Las verdaderas decisiones se toman en Washington DC, en el Departamento de Estado de EE.UU., en el Pentágono, en Langley, central de la CIA, en H Street NW, la central del Banco Mundial, y en el FMI.

Hay que encarar la relación del “dictador” con los intereses extranjeros. Derrocad a los títeres políticos pero no olvidéis que hay que atacar a los “verdaderos dictadores”.

El movimiento de protesta debería concentrarse en la verdadera sede de la autoridad política; debería tener en la mira (de manera pacífica, ordenada y no violenta) a la embajada de EE.UU., la delegación de la Unión Europea, las misiones nacionales del FMI y del Banco Mundial.


Un cambio político significativo sólo se puede asegurar si se abandona la agenda de política económica neoliberal.


Reemplazo del régimen

Si el movimiento de protesta no se plantea el papel de las potencias extranjeras incluidas las presiones ejercidas por “inversionistas”, acreedores externos e instituciones financieras internacionales, no se logrará el objetivo de la soberanía nacional. En cuyo caso, lo que ocurrirá es un proceso limitado de “reemplazo de régimen”, que asegure la continuidad política.
Los “dictadores” son instalados y removidos. Cuando están desacreditados políticamente y ya no sirven a los intereses de sus patrocinadores estadounidenses se les reemplaza por un nuevo líder, reclutado frecuentemente en las filas de la oposición política.
En Túnez el gobierno de Obama ya se ha posicionado. Se propone jugar un papel crucial en el “programa de democratización” (es decir la celebración de las denominadas elecciones limpias). También se propone utilizar la crisis política como medio para debilitar el papel de Francia y consolidar su posición en el norte de África:
“EE.UU., que evaluó rápidamente la oleada de protesta en las calles de Túnez, trata de aprovechar su ventaja para presionar por reformas democráticas en el país, y más allá.

El enviado de más alto rango de EE.UU. para Medio Oriente, Jeffrey Feltman, fue el primer funcionario extranjero que llegó al país después de que el presidente Zine El Abidine Ben Alí fue depuesto el 14 de enero y rápidamente llamó a realizar reformas. Dijo el martes que sólo unas elecciones libres y limpias fortalecerían y otorgaran credibilidad a la dirigencia asediada del Estado norteafricano.
“Ciertamente espero que utilizaremos el ejemplo tunecino”, agregó el secretario adjunto de Estado Feltman en conversaciones con otros Estados árabes.
Fue enviado al país norteafricano para ofrecer ayuda de EE.UU. en la turbulenta transición del poder, y se reunió con ministros tunecinos y personalidades de la sociedad civil.

Feltman viaja a París el miércoles para discutir la crisis con los dirigentes franceses, reforzando la impresión de que EE.UU. dirige el apoyo internacional para un nuevo Túnez, en detrimento de la antigua potencia colonial, Francia…

Las naciones occidentales apoyaron durante mucho tiempo a la dirigencia depuesta de Túnez, por verla como un bastión contra militantes islámicos en la región norteafricana.
En 2006, el entonces secretario de defensa de EE.UU. Donald Rumsfeld, hablando en Túnez, elogió la evolución del país.
Explotando la situación, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton intervino ágilmente con un discurso en Doha el 13 de enero, advirtiendo a los dirigentes árabes que permitieran más libertades a sus ciudadanos.
No cabe duda que EE.UU. trata de posicionarse muy rápido del lado bueno…”AFP: “EE.UU. ayuda a conformar el resultado del levantamiento tunecino,”

¿Tendrá éxito Washington en la instalación de un nuevo régimen títere?
Depende en gran parte de la capacidad del movimiento de protesta al encarar el papel insidioso de EE.UU. en los asuntos internos del país.
No se mencionan los poderes preponderantes del imperio. Con una amarga ironía, el presidente Obama ha expresado su apoyo al movimiento de protesta.
Mucha gente dentro del movimiento de protesta cree que el presidente Obama está comprometido con la democracia y los derechos humanos, apoya la decisión de la oposición de deponer a un dictador, instalado por EE.UU. para comenzar.

Captación de dirigentes de la oposición

La captación de los dirigentes de los grandes partidos de oposición y organizaciones de la sociedad civil en anticipación del colapso de un gobierno títere autoritario forma parte de los cálculos de Washington, aplicados en diferentes regiones del mundo.
El proceso de captación es implementado y financiado por fundaciones basadas en EE.UU. que incluyen la Fundación Nacional por la Democracia (NED) y Freedom House (FH). Tanto FH como NED tienen vínculos con el Congreso de EE.UU., el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) y el establishment de los negocios estadounidense. Se sabe que tanto NED como FH están ligados a la CIA.
La NED está activamente involucrada en Túnez, Egipto y Argelia. Freedom House apoya a varias organizaciones de la sociedad civil en Egipto.

“La NED fue establecida por el gobierno de Reagan después de que el papel de la CIA en el financiamiento clandestino para derrocar gobiernos extranjeros se sacó a la luz, llevando a que los partidos, movimientos, periódicos, libros, revistas e individuos que recibían fondos de la CIA fueran desacreditados… Como fundación bipartidaria, con participación de los dos principales partidos, así como de la AFL-CIO y la Cámara de Comercio de EE.UU., la NED se hizo cargo del financiamiento de movimientos de derrocamiento extranjeros, pero de modo encubierto y bajo la rúbrica de “promoción de la democracia”. (Stephen Gowans, enero de 2011 What's left
Aunque EE.UU. ha apoyado al gobierno de Mubarak durante los últimos treinta años, las fundaciones estadounidenses con vínculos con el Departamento de Estado de EE.UU. y el Pentágono han apoyado activamente a la oposición política, incluido el movimiento de la sociedad civil. Según Freedom House: “La sociedad civil egipcia es al mismo tiempo vibrante y restringida. Hay cientos de organizaciones no gubernamentales dedicadas a expandir los derechos civiles y políticos en el país, que operan en un entorno fuertemente regulado.” (Comunicado de prensa de Freedom House).

En una amarga ironía, Washington apoya la dictadura de Mubarak, incluidas sus atrocidades, mientras respalda y financia a sus detractores, a través de FH, NED, entre otros.
Bajo los auspicios de Freedom House, disidentes egipcios y oponentes de Hosni Mubarak fueron recibidos en mayo de 2008 por Condoleezza Rice en el Departamento de Estado y el Congreso de EE.UU. También se reunieron con el Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Stephen Hadley, quien fue “el principal consejero de política exterior de la Casa Blanca” durante el segundo período de George W. Bush.
El esfuerzo de Freedom House por empoderar a una nueva generación de propugnadores ha producido resultados tangibles y el programa de Nueva Generación en Egipto ha adquirido importancia local e internacionalmente. Becados egipcios visitantes de todos los grupos de la sociedad civil recibieron [mayo de 2008] atención y reconocimiento sin precedentes, incluidas reuniones en Washington con la secretaria de Estado de EE.UU., el consejero de seguridad nacional y destacados miembros del Congreso. En las palabras de Condoleezza Rice, representan la “esperanza para el futuro de Egipto. Freedom House,  http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=66&program=84.

cr_bol346_clip_image002_0004.jpg
Condoleezza Rice se dirige a Freedom House y a becarios egipcios


Ambigüedades políticas: Charlando con “dictadores”, confraternizando con “disidentes”
 
En mayo de 2009, Hillary Clinton se reunió con una delegación de disidentes egipcios, varios de los cuales se habían reunido con Condoleezza Rice un año antes. Esas reuniones a alto nivel se celebraron una semana antes de la visita de Obama a Egipto.

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, elogió el trabajo de un grupo de activistas de la sociedad civil egipcia con los que se reunió hoy y dijo que correspondía a los intereses de Egipto que se orientara hacia la democracia y mostrara más respeto por los derechos humanos.
Los 16 activistas se reunieron con Clinton y con el secretario de Estado adjunto interino para asuntos de Medio Oriente, Jeffrey Feltman, en Washington al final de una beca de dos meses organizada por el programa Nueva Generación de Freedom House.

Los becados dijeron a Clinton que ya aumenta el impulso en Egipto a favor de más derechos civiles y humanos, y que se necesita urgentemente el apoyo de EE.UU. en este momento. Subrayaron que la sociedad civil representa una “tercera vía” moderada y pacífica en Egipto, una alternativa a los elementos autoritarios del gobierno y a los que abrazan un régimen teocrático. (Freedom House, mayo de 2009)

Durante sus becas, los activistas pasaron una semana en Washington recibiendo entrenamiento como propugnadores y obteniendo una enseñanza desde dentro del funcionamiento de la democracia estadounidense. Después de su entrenamiento se pudo a los becarios en contacto con organizaciones de la sociedad civil de todo el país con las que compartieron experiencias con sus homólogos estadounidenses. Los activistas terminarán su programa… visitando a funcionarios del gobierno, miembros del Congreso, medios noticiosos y think tanks.” (Freedom House, mayo de 2009)

Estos grupos opositores de la sociedad civil –que actualmente juegan un papel importante en el movimiento de protesta– están apoyados y financiados por EE.UU. Sirven indeleblemente intereses estadounidense.
La invitación de disidentes egipcios al Departamento de Estado y al Congreso de EE.UU. también pretende inculcar un sentimiento de compromiso y fidelidad a los valores democráticos estadounidenses. EE.UU. se presenta como un modelo de Libertad y Justicia. Y se destaca a Obama como un "modelo ejemplar".


Los titiriteros apoyan al movimiento de protesta contra sus propios títeres 

¿Los titiriteros apoyan al movimiento de protesta contra sus propios títeres?
La explicación es “apalancamiento político”, “fabricación de disenso”. Apoyo al dictador así como a los oponentes del dictador como medio para controlar a la oposición política.
Estas acciones por parte de Freedom House y por cuenta de los gobiernos de Bush y Obama, aseguran que la oposición de la sociedad civil financiada por EE.UU. no dirigirá sus energías contra los titiriteros tras el régimen de Mubarak, es decir el gobierno de EE.UU.

Esas organizaciones de la sociedad civil financiadas por EE.UU. actúan como un “Caballo de Troya” que se incrusta en el movimiento de protesta. Protegen los intereses de los titiriteros. Aseguran que el movimiento de protesta en la base no encarará el tema más amplio de la injerencia extranjera en los asuntos de Estados soberanos.


Blogueros de Facebook y Twitter apoyados y financiados por Washington 

En relación con el movimiento de protesta en Egipto, varios grupos de la sociedad civil financiados por fundaciones basadas en EE.UU. han encabezado la protesta en Twitter y Facebook:
“Activistas del movimiento egipcio Kifaya (¡Basta!) –una coalición de oponentes al gobierno– y del Movimiento Juvenil 6 de Abril organizaron las protestas en las redes sociales Facebook y Twitter. Informes noticiosos occidentales dijeron que al parecer Twitter se bloqueará en Egipto el martes por la tarde.” (Vea Voice of America, Egipto estremecido por mortíferas protestas antigubernamentales)
El movimiento Kifaya, que organizó una de las primeras protestas dirigidas contra el régimen de Mubarak a finales de 2004, está apoyado por el Centro Internacional de Conflicto No Violento basado en EE.UU. Kifaya es un movimiento de amplia base que también ha tomado posición sobre Palestina y el intervencionismo estadounidense en la región.

Por su parte, Freedom House ha estado involucrado en la promoción y entrenamiento en los blogs de Facebook y Twitter en Medio Oriente y en el norte de África:
Los becarios de Freedom House adquirieron pericia en la movilización cívica, liderazgo y planificación estratégica, y se benefician de oportunidades de conexión de redes mediante su interacción con donantes basados en Washington, organizaciones internacionales y los medios. Después de volver a Egipto, los becarios recibieron pequeños subsidios para implementar iniciativas innovadoras como la propugnación de una reforma política a través de mensajes de SMS y Facebook. http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=66&program=84

Del 27 de febrero al 13 de marzo [2010], Freedom House recibió a 11 blogueros de Medio Oriente y del norte de África [de diferentes organizaciones de la sociedad civil] para un Tour de Estudios Avanzados de Nuevos Medios en Washington, D.C. El Tour de Estudios suministró a los blogueros entrenamiento en seguridad digital, producción de vídeos digitales, desarrollo de mensajes y cartografía digital. Mientras estuvieron en Washington, los becarios también participaron en una información del Senado, y se reunieron con responsables de alto nivel de USAID, [el Departamento de] Estado y el Congreso así como medios internacionales incluidos Al-Jazeera y Washington Post http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=115&program=84&item=87

Se puede comprender fácilmente la importancia dada por el gobierno de EE.UU. a este “programa de entrenamiento” de blogueros, que va acompañado por reuniones de alto nivel en el Senado de EE.UU., el Congreso, el Departamento de Estado, etc.

El papel de los medios sociales Facebook y Twitter como expresiones de disenso, debe ser evaluado cuidadosamente a la luz de los vínculos de diversas organizaciones de la sociedad civil egipcia con Freedom House (FH), (NED) y el Departamento de Estado.

BBC News World (transmisión en Medio Oriente) citando mensajes egipcios en Internet ha informado de que “EE.UU. ha estado enviando dinero a grupos pro democracia”. (BBC News World, 29 de enero de 2010). Según un informe en The Daily Telegraph, citando un documento secreto de la embajada de EE.UU. (29 de enero de 2011):
“Las protestas en Egipto están siendo impulsadas por el movimiento juvenil 6 de abril, un grupo de Facebook que ha atraído sobre todo a miembros jóvenes y educados opuestos a Mubarak. El grupo tiene unos 70.000 miembros y utiliza las redes sociales para orquestar protestas e informar sobre sus actividades.

Los documentos publicados por WikiLeaks revelan que funcionarios de la embajada de EE.UU. [en El Cairo] estuvieron en contacto regular con el activista entre 2008 y 2009, considerándolo una de las fuentes más fiables para información sobre abusos de los derechos humanos.

La Hermandad Musulmana 

La Hermandad Musulmana en Egipto constituye el mayor segmento de la oposición al presidente Mubarak. Según informes, domina el movimiento de protesta.
Aunque existe una prohibición constitucional contra partidos políticos religiosos, los miembros de elegidos al parlamento de Egipto como “independientes” constituyen el mayor bloque parlamentario.
, sin embargo, no constituye una amenaza directa para los intereses económicos y estratégicos de Washington en la región. Las agencias de inteligencia occidentales tienen una antigua historia de colaboración con apoyo de Gran Bretaña a , organizado a través del Servicio Secreto británico, data de los años cuarenta. Desde los años cincuenta, según el ex funcionario de inteligencia William Baer, “ [canalizó] el apoyo a por “la encomiable capacidad de derrocar a Nasser”. 1954-1970: CIA and the Muslim Brotherhood Ally to Oppose Egyptian President Nasser. Esos vínculos encubiertos con se mantuvieron después de Nasser.


Comentarios finales 

La remoción de Hosni Mubarak ha estado, durante varios años, entre los planes de la política exterior de EE.UU.
El reemplazo del régimen sirve para asegurar la continuidad, mientras suministra la ilusión de que ha tenido lugar un cambio político significativo.
La agenda de Washington para Egipto ha sido “secuestrar el movimiento de protesta” y reemplazar al presidente Hosni Mubarak por otro jefe de Estado títere, dócil. El objetivo de Washington es sustentar los intereses de potencias extranjeras, defender la agenda económica neoliberal que ha servido para empobrecer a la población egipcia.

Desde el punto de vista de Washington, el reemplazo del régimen ya no requiere la instalación de un régimen militar autoritario como durante el apogeo del imperialismo de EE.UU. Puede ser implementado mediante la captación de partidos políticos, incluida la izquierda, el financiamiento de grupos de la sociedad civil, la infiltración del movimiento de protesta y la manipulación de elecciones nacionales.

Con referencia al movimiento de protesta en Egipto, el presidente Obama declaró en una transmisión por vídeo en YouTube el 28 de enero: “El gobierno no debe recurrir a la violencia”. La pregunta más fundamental es ¿cuál es la fuente de esa violencia? Egipto es el mayor beneficiario de ayuda militar de EE.UU. después de Israel. Los militares egipcios éstán considerados la base del poder del régimen de Mubarak:
“El ejército y las fuerzas policiales del país están armados hasta los dientes gracias a más de 1.000 millones de dólares anuales de Washington… Cuando EE.UU. describe oficialmente a Egipto como “aliado importante” se refiere sin querer al papel de Mubarak como puesto avanzado para operaciones militares y tácticas de guerra sucia en Medio Oriente y más allá. Existe clara evidencia de grupos internacionales de derechos humanos de que innumerables “sospechosos” entregados por fuerzas de EE.UU. en sus diversos territorios de operaciones (criminales) son arrojados en secreto a Egipto para “interrogatorio profundo”. El país sirve como un gigantesco “Guantánamo” en Medio Oriente, convenientemente oculto al interés público estadounidense y libre de sutilezas legales sobre derechos humanos.” (Finian : US-Backed Repression is Insight for American Public, Global Research, 28 de enero de 2010).

EE.UU. no es un “modelo ejemplar” de democracia para Medio Oriente. La presencia militar de EE.UU. impuesta a Egipto y al mundo árabe durante más de 20 años, combinada con reformas “de libre mercado” constituye la raíz de la violencia estatal.
La intención de EE.UU. es utilizar el movimiento de protesta para instalar un nuevo régimen.
El movimiento popular debería reorientar sus energías: Identificar la relación entre EE.UU. y “el dictador”. Derrocar al títere político de EE.UU. pero sin olvidar a los “verdaderos dictadores”.
Reorientar el proceso de cambio de régimen.
Desmantelar las reformas neoliberales.
Cerrar las bases militares de EE.UU. en el mundo árabe.
Establecer un gobierno verdaderamente soberano.

 

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post