Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Pasajeros en Tránsito

Conocete a ti mismo. Know Thyself

1 Julio 2011 , Escrito por blackrainbow Etiquetado en #Evolución

 

 

 

“El corazón humano pide ayuda a gritos; el alma humana nos implora ser liberada; pro no escuchamos su llanto, porque ya no somos capaces ni de oír ni de comprender”. Khalil Gibran

Hay gente ofreciendo soluciones por todas partes, ya sea a través del circo político, o bien líderes espirituales, o incluso movimientos más progresivos ofreciendo soluciones autosustentables, lo cierto es que mucha gente parece tener un plan para salvar el mundo.

Algunos otros dicen que todo es como debiera ser, y todo lo que tenemos que hacer es dejarnos llevar, concentrarnos en dar “amor y luz” y todo saldrá bien. Es genial tener ideas visionarias, lo único negativo es que la esperanza que se basa únicamente en ideales no tiene sentido si no hay una base con la cual construirse. La noción popular es que debemos “hacer”, “actuar” o “votar” y pareciera ser que la mayoría sólo espera que alguien les diga lo que tienen que hacer para así evitar pensar demasiado. El problema es: ¿qué es realmente lo que eres capaz de hacer cuando ni siquiera te conoces a ti mismo? ¿Qué cosa es la humanidad? Todos somos uno, pero ¿realmente somos todos iguales por dentro? ¿Todos vemos, pensamos y sentimos de la misma manera? ¿Quién puede decir qué cosa es buena para el mundo y qué no lo es? Los problemas que el mundo enfrenta, la destrucción,  la avaricia, el genocidio, el colapso económico, no pueden ser solucionados hasta que el hombre se enfrente a sí mismo y trabaje para conseguir Autoconocimiento, dejando atrás la adoración del ego. La humanidad está profundamente condicionada por la cultura, la sociedad, le religión, los medios, el nacionalismo, la educación, el gobierno, y toda clase de creencias ilusorias.

Antes de ofrecer una solución necesitamos ser conscientes de este condicionamiento y realizar el trabajo necesario para poder comprendernos a nosotros mismos y a nuestras reacciones mecánicas reactivas emocionales y nuestra propia imparcialidad al rechazar automáticamente el tipo de información que nos haga entrar en conflicto con nuestra visión del mundo. El autotrabajo requiere esfuerzo y coraje, ya que uno tiene que confrontar todos los condicionamientos y programaciones, como así también las mentiras que nos decimos a nosotros mismos para poder encajar. Si uno es sincero con uno mismo, este proceso llevará inevitablemente a confrontar las mentiras del mundo, y así empezar a VER el mundo más como realmente ES, no como a uno le gustaría que fuera, o como cree que es.

Esto da como resultado un aumento de la consciencia y alerta, yendo de la subjetividad hacia una visión más objetiva, abandonando el falso “yo” condicionado y adoptando nuestro ser superior basado en la Verdad, el Conocimiento, y esencialmente el Amor, que no es otra cosa que un estado elevado del propio ser, y no un mero estado emocional. En tanto más vemos al mundo y a nosotros mismos con objetividad, más sabias son nuestras elecciones, y el resultado tendrá un impacto positivo más duradero.

Este trabajo ha de realizarse por dentro y por fuera, ya que ambos aspectos están conectados. Tal como cuando Neo despierta en el film “The Matrix”, no es algo placentero dado que las ilusiones, barreras y programas han sido desplazados. Sólo la Verdad nos hará libres.
Una vez somos capaces de VER, en especial los aspectos menos placenteros de nuestra realidad, al que tanta gente se empeña en ignorar, tendremos una mejor comprensión de qué es lo que se debe HACER.

“El despertar sólo es posible para aquellos que lo buscan y lo desean, para aquellos que están dispuestos a luchar consigo mismos y trabajar en ellos mismos por un largo periodo de tiempo y de manera muy persistente para conseguirlo” – G.I. Gurdjieff

La necesidad de “Conoceros a Vosotros Mismos” ha sido transmitida por muchos hombres sabios y por antiguas enseñanzas a lo largo del mundo durante miles de años. No obstante, la profundidad de estas enseñanzas y el esfuerzo requerido para alcanzar un estado elevado de consciencia han últimamente sido distorsionados y diluidos en el ruedo de la Nueva Era y los “Movimientos de Consciencia”. Algunas veces en forma deliberada, para mantener a la gente alejada de la verdad. Los poderes al mando utilizan la desinformación para infiltrar no sólo en partidos políticos y organizaciones progresivas, sino también dentro del movimiento Nueva Era.

“Lo que sigue es la manipulación de los valores y tendencias espirituales. No es ningún accidente que en los últimos años hayamos visto surgir un nuevo pensamiento religioso. La religión de la aquiescencia y la pasividad: confiar en el proceso; lo que sea que suceda es lo que debe suceder; todo el mundo está exactamente donde debe estar; no te resistas, limítate a consentir; resistir es ser negativo, es no tener consciencia. Una receta infalible para convencer a los nativos a entregar las llaves de su reino, una forma excelente y muy astuta de manipulación.” – M.V. Summers

La religión ha sido usada para controlar a la sociedad por milenios. El movimiento Nueva Era, con sus muchas enseñanzas distorsionadas, parece estar a punto de convertirse en la nueva “religión global”, llevando a la gente a la complacencia y la conformidad con una idea excesivamente simplificada de “todos somos uno” o “todo lo que necesitas es amor”. Hay mucha gente que de verdad cree que ha conseguido despertar, pero en realidad sólo están soñando que están despiertos. De hecho, lo que se puede ver hoy dentro del movimiento Nueva Era es similar a los seguidores de las religiones dogmáticas: fe ciega, pensamiento deseoso, proyección emocional y ausencia de pensamiento crítico.

La desinformación efectiva siempre contiene una buena cantidad de verdades para atraer a quienes buscan la verdad,  y las mentiras suficientes para gobernarlos y mantenerlos en un túnel de visión subjetiva.

Lo mismo puede decirse de los gurús de la autoayuda, y de muchos otros que dicen conocer el camino hacia la felicidad y la abundancia; que ellos están aquí para “ayudarte a que te ayudes”, ofreciendo técnicas para “atraer” y “manifestar” ya sea dinero, una relación satisfactoria, el trabajo perfecto, pareja, etc… mientras que amasan millones gracias a la desesperación de mucha gente que busca la felicidad y una salida.

“El hombre debe obtener resultados reales, en su vida interior y exterior. No me refiero a los resultados que la gente moderna se esfuerza por alcanzar en un intento de autodesarrollo. Esos no son resultados, sino reacomodamientos de material psíquico, un proceso al que los budistas denominan “samsara” y que la Biblia denomina “polvo”.” – Jacob Needleman

Cuando observamos con detenimiento algunas enseñanzas de la autoayuda, podemos apreciar que la mayoría son agradables para el ego, con sus deseos y programas condicionados. Lo que ellos promueven y presionan es a que la gente siga sus deseos sin intentar comprender de dónde vienen esos deseos. En cierto modo, lo que hoy se vende como espiritualidad y autotrabajo es más bien lo opuesto a lo que las tradiciones esotéricas clásicas vienen comunicando. Se trata más que nada de una forma de escape, otro programa para dejar de observar el mundo y a uno mismo como realmente son. El autotrabajo de verdad no es una caminata en el parque, ni acerca de manifestar los propios deseos.

“El objetivo de todo trabajo esotérico debe ser el de la objetividad, primeramente en nuestra comprensión de nosotros mismos, y luego, a medida que nuestros filtros y programas se van desactivando, en la comprensión del mundo. Una enseñanza esotérica verdadera, por lo tanto, no sólo se centrará en “Conócete a Ti Mismo”, sino que además proveerá el conocimiento necesario sobre la realidad de nuestra realidad. Si faltara uno de estos aspectos, se puede dar por seguro que es una enseñanza incompleta, y una enseñanza incompleta, aunque se deba a la ignorancia del maestro, aunque solo sea inconsciente, es peligrosa.” – Henry See, de “Predador Espiritual: Prem Rawat alias Maharaji”

Esto no significa que todos los autores y maestros de renombre sean engañosos adrede. Ellos mismos pueden haber sido embaucados, y estar difundiendo desinformación sin saberlo, por buenas que sean sus intenciones. La mayoría de ellos saben más de marketing y de venderse a sí mismos que un verdadero conocimiento acerca del trabajo espiritual.

No es un asunto blanco o negro, es que las mentiras están mezcladas con la verdad, por lo que le discernimiento es clave.
La verdad sobre nuestro mundo y la humanidad ha sido suprimida por miles de años,  y ciertamente no será revelada en el programa de Oprah.

“Muchos se vuelven populares porque hablan y escriben con un estilo reduccionista que mete todo lo complejo y perturbador en fórmulas enlatadas acerca de lo que el crecimiento espiritual debe ser supuestamente. Docenas de autores Nueva Era podrían compilar todo su trabajo en un gran volumen titulado “Cómo Conocer la Profundidad de Tu Ser Sin Interrumpir La Rutina De Tu Confortable Estilo De Vida.” – Lew Paz, “Pushing Ultimates: Fundaments of Authentic Self-Knowledge”

“No es posible despertar a la consciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que sea, para evitar enfrentarse a su propia alma. Nadie se ilumina imaginando figuras de luz, sino por hacer consciente la oscuridad.” – Carl Gustav Jung

La necesidad de buscar la verdad en uno mismo y en el mundo, y actuar en consecuencia debe nacer de uno mismo. Nadie puede hacerlo por el otro, y nadie puede forzar a nadie para que lo haga, hasta que el hombre mismo se dé cuenta de lo preciosos tiempos en los que vivimos.

El libre albedrío no es realmente algo “libre” mientras el hombre siga actuando desde su personalidad condicionada. Quienes no se conocen a sí mismos continuarán viviendo en su propia prisión, una prisión que no posee rejas ni paredes, creyendo que sus líderes son “salvadores”, como si se tratase de un síndrome de Estocolmo global, adorando y defendiendo a aquellos que los mantienen presos. Se convierten en herramientas de la Matrix, creyendo que son “libres”, pero en verdad solo siguen reaccionando mecánicamente a las influencias del exterior por sus condicionamientos acumulados.

No existe posibilidad de cambio con sólo reenviar los últimos videos conspirativos, cuestionables enseñanzas Nueva Era, y material canalizado de origen dudoso, meditando sobre el amor y la luz, buscando soluciones sustentables, o protestando con unas cuantas pancartas con eslogans.

Es cierto que algo de todo eso puede desencadenar o plantar la semilla de la consciencia, pero el cambio definitivo sólo  sucederá si Nosotros mismo somos capaces de cambiar y separar la mentira de la verdad, dentro y fuera. Sólo entonces seremos capaces de ver el mundo como realmente es, sin filtros de negación, pensamiento deseoso, falsas esperanzas y fallos de percepción a causa de nuestro estado distorsionado de existencia. Para hallar la verdad del mundo, debemos ver la verdad de uno mismo, y dejar de mentirnos a nosotros mismos.

“Lo que traerá paz será la transformación interior, lo que conduce a la acción exterior. La transformación interior no es aislación, no es renunciar a la acción exterior. Por el contrario, sólo puede haber una acción adecuada con una forma de pensar adecuada, y no puede haber un pensamiento adecuado si no hay autoconocimiento. Si no te conoces a ti mismo, no existe la paz.

“Un ideal no es más que un escape, un evitar pensar en lo que es, una contradicción de lo que es. Un ideal evita la acción directa sobre lo que es.

“Para tener paz tendremos que amar, tendremos que dejar de vivir en un mundo ideal para comenzar a ver las cosas como son y actuar en consecuencia para poder transformarlas. Mientras cada uno de nosotros siga buscando seguridad psicológica, la seguridad fisiológica necesaria: alimento, vestimenta y refugio, será destruida.

“Alguno asentirán diciendo “estoy de acuerdo”, y luego saldrán y harán lo mismo que vienen haciendo desde hace diez o veinte años. Es un asentamiento meramente verbal y no tiene significado alguno, ya que los misterios y las guerras del mundo no se detendrán por un asentimiento casual. Sólo se detendrán cuando todos sean conscientes del peligro, cuando sean conscientes de su responsabilidad, cuando dejes de poner el asunto en manos de otros.
“Si eres consciente del sufrimiento, si eres capaz de ver la urgencia de la acción inmediata en lugar de posponer, entonces te habrás transformado a ti mismo.”
– Jiddu Krishnamurti

Durante este período de transición sin duda ES posible despertar. De todos modos, estamos en la Era de la Decepción y en tanto la gente no se conozca a sí misma, seguirán confundiendo  la ilusión con la realidad. Es necesario observar detenidamente el término “despertar”, porque es posible “despertar” meramente a otra forma de ilusión, soñando que hemos despertado cuando en verdad seguimos durmiendo.

Por otra parte, el autotrabajo corre el riesgo de transformarse en una actividad narcisista, cuando se está demasiado concentrado consigo mismo y no tiene una red de trabajo que le pueda aportar una opinión objetiva. Las soluciones ofrecidas últimamente por los numerosos  “Movimientos de Consciencia y otros con buenas intenciones, no son malas por sí mismas, pero dejando de lado el trabajo necesario para profundizar en el conocimiento no es posible realmente “hacer una diferencia”,  y nada cambiará fundamentalmente por lo que muchas de esas soluciones no dejan de ser poco más que castillos en el aire.

Además, conocerse a sí mismo es requisito indispensable para comenzar a buscar la verdad en el mundo, dado que es necesario que la propia percepción sea clara para poder separar la mentira de la verdad. Un autotrabajo honesto debe venir de la mano con la observación de los asuntos globales que parecen ser ignorados por los autoproclamados seres “conscientes” que desean un mundo mejor. Sean asuntos relacionados con el 9/11, sionismo, psicopatía y ponerología, el fenómeno OVNI, entre muchos misterios pasados y presentes. Hay mucho con lo que ponerse al corriente antes de que cualquier tipo de “Edad Dorada” se comience a manifestar.

El nombre del juego es “supresión del conocimiento”.

El camino hacia el despertar está lleno de trampas y callejones sin salida, sin mencionar las fuerzas que hacen todos los esfuerzos posibles para mantenernos dormidos. No es casualidad que una buena parte de este conocimiento esotérico  crucial haya sido tan eficientemente filtrado y que sea tan difícil de conciliar con los movimientos espirituales de la Nueva Era.

El conocimiento protege; la ignorancia pone en peligro.

“Intenta por un momento aceptar la idea de que no eres realmente como crees ser, que te sobreestimas, de hecho, te mientes a ti mismo. Que te mientes a ti mismo en todo momento, todo el día, toda tu vida. Que estas mentiras te gobiernan hasta tal punto que ya no eres capaz de controlarlo. Eres presa de la mentira. Mientes, en cualquier sitio. Tus relaciones con los otros son una mentira. Las enseñanzas que impartes, todas tus convenciones mienten. Tus teorías, tu arte mienten. Tu vida social y familiar también es una mentira. Y también lo que piensas acerca de ti mismo. Pero tú nunca te detienes a pensar en lo que dices o en lo que haces porque crees en ti mismo. Debes detenerte y mirar hacia adentro. Observa sin preconceptos, acepta por un momento que estás lleno de mentiras. Si te observas de este modo, intentando comprenderte, sin compadecerte de ti mismo, renunciando a todas tus supuestas riquezas a cambio de un momento de realidad, posiblemente veas de pronto algo que nunca hasta entonces habías visto hasta hoy.

“Podrás ver que eres muy diferente a lo que creías ser. Verás que en realidad eres dos. Uno de ellos que no es, si no que ocupa el sitio y desempeña el papel de otro. Y uno que es aún tan débil, tan insustancial, que desaparece en un instante, porque no puede tolerar las mentiras. Hasta la más pequeña de las mentiras lo hace desaparecer. Él no lucha, no resiste, porque ya se siente derrotado.

“Aprende a observar hasta que seas capaz de ver las diferencias entre tus dos naturalezas, hasta que hayas visto todas las mentiras y la decepción dentro de ti mismo. Cuando hayas sido capaz de identificar tus dos naturalezas, ése día, dentro de ti habrá nacido la verdad.”
– de “La Primera Iniciación” por Jeanne de Salzmann

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post