Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Pasajeros en Tránsito

Castaneda entre comillas (IX)

3 Noviembre 2011 , Escrito por blackrainbow Etiquetado en #Guerreros

No. 401.

“- ¿A poco crees que conoces el mundo que te rodea? – preguntó.

- Conozco de todo – dije.

- Quiero decir, ¿sientes el mundo que te rodea?

- Siento el mundo que me rodea tanto como puedo.

- Eso no basta. Debes sentirlo todo; de otra manera el mundo pierde su sentido.

Formulé el clásico argumento de que no era necesario probar la sopa para conocer la receta, ni recibir un choque eléctrico para saber de la electricidad.

- Ya transformaste todo en estupidez – dijo -. Ya veo que quieres agarrarte de tus razones a pesar de que no te dan nada; quieres seguir siendo el mismo aún a costa de tu bienestar.”

 

No. 402.

“(...) Confías demasiado en ti mismo. Actúas como si conocieras todas las respuestas. No conoces nada, mi amiguito, nada.”

 

No. 403.

“Piensas que todo el mundo es sencillo de entender (...) porque todo cuanto tú haces es una rutina sencilla de entender (...)”

 

No. 404.

“¡Quien eres tú y tu pinche racionalidad para poner cadenas al pensamiento!”

 

No. 405.

“(...) la razón es solamente como una estrella en un infinito de estrellas.”

 

 

No. 406.

“Tu problema es que quieres entenderlo todo, y si eso no es posible. Si insistes en entender, no estas tomando en cuenta todo lo que te corresponde como ser humano. La piedra en la que te tropiezas sigue intacta (...)”

 

No. 407.

“La vida, para un guerrero, es un ejercicio de estrategia (...) Pero tú quieres hallar el significado de la vida. A un guerrero no le importan los significados.”

 

No. 408.

“(...) Un ser inmortal tiene todo el tiempo del mundo para dudas y desconciertos y temores. Un guerrero, en cambio, no puede aferrarse a los significados (...)”

 

No. 409.

“El maestro (...) al presentar a su aprendiz, por una parte, el camino del guerrero, lo obliga al raciocinio, a la sobriedad, a la fuerza de carácter y de cuerpo; y al presentarle, por otra parte, situaciones inimaginables pero reales, que el aprendiz no pueda abarcar, lo obliga a reconocer que su razón, por más maravillosa que sea, sólo puede cubrir una zona pequeña (...)”

 

No. 410.

“No hay nada que entender. El entendimiento es sólo un asunto pequeño, pequeñísimo (...)”

 

No. 411.

"(...) Como siempre, somos nosotros quienes complicamos todo al tratar de transformar la inmensidad que nos rodea en algo razonable."

 

No. 412.

(...) nuestro raciocinio, por sí solo, no puede proporcionarnos una respuesta a la razón de nuestra existencia. Cada vez que trata de hacerlo, la conclusión es siempre un asunto de fe y credo. Los antiguos videntes toltecas tomaron otro camino, y por cierto llegaron a otra conclusión que no tiene que ver con la fe y el credo."

 

No. 413.

"-A mí me parece que los nuevos videntes eran muy abstractos -comenté-. Me suenan como ciertos filósofos de hoy en día.

-No. Los nuevos videntes eran hombres terriblemente prácticos -repuso-. No se dedicaban a urdir teorías racionales (...) Los que fueron pensadores abstractos eran los antiguos videntes. Construyeron monumentales edificios de abstracciones, propias a ellos y a su tiempo. Y, al igual que los filósofos de hoy, no tuvieron control alguno sobre sus fabricaciones. En cambio, los nuevos videntes, imbuidos en lo práctico, se ocuparon solo de ver (...)"

 

No. 414.

"(...) Dijo que el nagual Julián (lo) estaba invitando (...) a moverse justo en la posición de la razón, para que así don Juan pudiera ser un pensador activo, y no solo parte de un público pasivo, sin sofisticación y con mucho emocionalismo que amaba las ordenadas obras de la razón. Al mismo tiempo, el nagual Julián lo estaba entrenando a ser un verdadero brujo abstracto, y no sólo parte de un público mórbido e ignorante que amaba lo desconocido."

 

No. 415.

     "(...) me advirtió que tuviera cuidado con cierta reacción que afecta típicamente a los brujos: el frustrante deseo de explicar la experiencia de la brujería en términos coherentes y bien razonados".

 

No. 416.

"De veras sabes hablar sin decir nada, ¿no? -dijo riendo-. Ya te lo he dicho; para llegar a ser hombre de conocimiento hay que tener un empeño inflexible. Pero tú pareces tener el empeño en confundirte con acertijos. Insistes en explicar todo como si el mundo entero estuviera hecho de cosas que pueden explicarse (...) ¿Alguna vez se te ha ocurrido que, en este mundo, sólo unas cuantas cosas pueden explicarse a tu modo? (...)

 Un brujo charlatán trata de explicar todo en el mundo con explicaciones de las que no está seguro -dijo-, así que todo sale siendo brujería. Pero tú andas igual. También quieres explicarlo todo a tu manera, pero tampoco estás seguro de tus explicaciones."

 

No. 417.

  "No hay necesidad de confundirse (...) La confusión es un sentimiento en el que uno se mete, pero también puede salirse de él (...)"

 

No. 418.

  "(...) Yo, también, me aferraba al mundo de la vida cotidiana. Me aferraba hasta con las uñas. Todo me decía que debía dejarme ir, pero yo no podía. Al igual que tú, confiaba implícitamente en mi mente, aunque ya no tenía razón para hacer eso. Ya no era un hombre común y corriente.

"Mi problema de entonces es ahora el tuyo. El impulso del mundo cotidiano me arrastraba y yo me aferraba desesperadamente a mis endebles estructuras racionales."

 

No. 419.

"Tú siempre insistes en saber las cosas desde el principio (...) Pero no hay ningún principio; el principio está sólo en tu pensamiento."

 

No. 420.

  "(...) dijo que es monstruoso pensar que el mundo es comprensible o que nosotros mismos somos comprensibles (...)"

 

No. 421.

"Tuve entonces un recuerdo de gran interés. Algunos años antes, en un estado de realidad no ordinaria producido por la ingestión de plantas sicotrópicas, había experimentado o percibido, mientras miraba una corriente acuática, que un racimo de burbujas flotaba hacia mi, envolviéndome (...)

Don Juan escuchó con indiferencia mis comentarios.

  - No gastes tu poder en babosadas -dijo-. Estás tratando con esa inmensidad que está allá afuera.

Señaló hacia el chaparral con un movimiento de la mano.

- Convertir en razonable esa cosa magnífica que está allá afuera no te sirve de nada. Aquí, alrededor de nosotros, está la eternidad misma. Esforzarse en reducirla a una tontería manejable es un acto despreciable y definitivamente desastroso."

 

No. 422.

"-Te lo he dicho y repetido mil veces que ser demasiado racional es una desventaja -dijo-. Los seres humanos tienen un sentido muy profundo de la magia. Somos parte de lo misterioso. La racionalidad es sólo un barniz, un baño de oro en nosotros. Si rascamos esa superficie encontramos que debajo hay un brujo. Algunos de nosotros, sin embargo, tenemos una gran dificultad para llegar a ese nivel bajo la superficie; otros, en cambio, lo hacen con absoluta facilidad. Tú y yo somos muy parecidos en este respecto: los dos tenemos que sudar tinta antes de soltarnos de nuestra imagen de sí."

 

No. 423.

"(...) Ahí, precisamente ahí está nuestro mecanismo de seguridad: tenemos que ser convencidos, y ninguno de nosotros quiere dejarse convencer."

 

No. 424.

(...) Dijo que tarde o temprano (...) todo estaría entonces perfectamente claro, sin tener que ser razonable o irrazonable.”

 

No. 425.

“(...) Tú no me entiendes ahora a causa de esa costumbre que tienes de pensar así como miras y de pensar así como piensas.”

 

No. 426.    

 "(...) No es cosa de entenderlo, sino de dominarlo (...)"

 

No. 427.     

"No seas presumido - me dijo don Juan en tono severo -. No estás aquí para especular basándote en tu primero y único esfuerzo. Espera hasta dominar tu conocimiento. Entonces decide que es qué."

 

No. 428.    

 "(...) los seres humanos son criaturas de inventario. Conocer los pormenores de cualquier inventario es lo que convierte a cualquier hombre en erudito o experto en su terreno.     Los brujos saben que, cuando una persona común y corriente encuentra una falta en su inventario, esa persona o bien extiende su inventario o el mundo de su imágen de sí se derrumba. La persona común y corriente está dispuesta a incorporar nuevos artículos, siempre y cuando no contradigan el orden básico de su imagen de sí, porque si lo contradicen, la mente se deteriora. El inventario es la mente. Los brujos cuentan con eso cuando tratan de romper la imagen de sí."

 

No. 429.

"(...) Tu defecto es seguir pegado al inventario de la razón. La razón no trata al hombre como energía. La razón trata con instrumentos que crean energía, pero jamás se le ha ocurrido seriamente a la razón que somos mejores que instrumentos; somos organismos que crean energía. Somos una burbuja de energía."

 

No. 430.

"(...) Para un vidente, la razón no es más que la autoreflexión del inventario del hombre (...)"

 

No. 431.

"(...) haz tu inventario y después deshazte de él. Los nuevos videntes hacen inventarios y después se ríen de ellos (...)"

 

No. 432.

"-Hay tantas cosas que sé -dijo-, sin embargo ni siquiera sé qué es lo que sé. Recuerdo tantas cosas, que al final termino sin recordar nada."

 

No. 433.

"Todo lo que nos rodea es un misterio insondable (...) debemos de tratar de descifrar esos misterios, pero sin tener la menor esperanza de lograrlo (...) Un guerrero, consciente del insondable misterio que lo rodea y consciente de su deber de tratar de descifrarlo, toma su legítimo lugar entre los misterios y él mismo se considera uno de ellos. Por consiguiente, para un guerrero el misterio de ser no tiene fin, aunque ser signifique ser una piedra o una hormiga o uno mismo. Esa es la humildad del guerrero. Uno es igual a todo."

 

No. 434.

"(...) Es un misterio (...) y no puede resolverse con raciocinios. Ese misterio sólo se puede presenciar."

 

No. 435.

"-De veras eres racional -dijo él con fiereza-. Y eso significa que crees conocer mucho del mundo, pero ¿conoces? ¿Conoces en verdad? Sólo has visto las acciones de la gente. Tus experiencias se limitan únicamente a lo que la gente te ha hecho o le ha hecho a otros. No sabes nada de este misterioso mundo desconocido."

 

No. 436.

"- Todavía no tienes suficiente poder personal para buscar la explicación de los brujos.

-¡Entonces hay una explicación de brujos!

- Claro, los brujos son hombres. Somos criaturas del pensamiento. Buscamos aclaraciones.

- Yo tenía la impresión de que mi gran falla era buscar explicaciones.

- No. Tu falla es buscar explicaciones convenientes, explicaciones que se ajustan a ti y a tu mundo (...)"

 

No. 437.

"(...) para poder seguir el camino del conocimiento uno tiene que ser muy imaginativo. Como lo estás comprobando tú mismo, todo está oscuro en el camino del conocimiento. La claridad cuesta muchísimo trabajo, muchísima imaginación."

 

No. 438.

"- Explicar es una lata (...) Nuestra racionalidad nos pone entre la espada y la pared. Nuestra tendencia es a analizar, a sopesar, a averiguar. No hay modo de hacer eso desde dentro de la brujería. La brujería es el acto de llegar al lugar del conocimiento silencioso, y el conocimiento silencioso no es analizable, porque sólo puede ser experimentado."

 

 

No. 439.

"(...) Tú andas detrás del reflejo de ti y tus ideas."

 

No. 440.

"(...) no tiene fin el misterio del hombre ni el misterio del mundo."

 

No. 441.

"Creer que el mundo sólo es como tú piensas, es una estupidez. El mundo es un sitio misterioso."

 

No. 442.

"(...) Las acciones de los videntes son más complejas que dividir al hombre en cuerpo y mente (...)"

 

No. 443.

"(...) todas las facultades, posibilidades y logros de la brujería, desde lo más simple hasta lo más sorprendente, se halla en el cuerpo humano mismo."

 

No. 444.

"Este es en realidad el misterio de estar consciente de ser. Los seres humanos están empapados de ese misterio., estamos empapados en las tinieblas, en lo inexplicable. Si nos consideramos a nosotros mismos en cualquier otra terminología, somos unos imbéciles o estamos locos. Por lo tanto, no deshonres el misterio del hombre sintiendo lástima por ti mismo o tratando de razonar ese misterio. Degrada a lo disparatado del hombre comprendiéndolo. Pero no pidas disculpas ni por una ni por otra cosa; ambas son necesarias."

 

No. 445.

"No te esfuerces queriendo resolverlo (...) El mundo es un misterio. Esto, lo que estás mirando, no es todo lo que hay. El mundo tiene muchas más cosas, tantas que es inacabable. Cuando estás buscando la respuesta, lo único que haces en realidad es tratar de volver familiar el mundo. Tú y yo estamos pues aquí mismo, en el mundo que llamas real, simplemente porque los dos lo conocemos. Tú no conoces el mundo del poder, por eso no puedes convertirlo en una escena familiar."

 

No. 446.

“Hay mundos sobre mundos, aquí mismo frente a nosotros. Y no son cosa de risa (...)”.

 

No. 447.

"(...) los seres humanos son infinitamente más complejos y misteriosos que nuestras más locas fantasías."

 

No. 448.

"Es una estupidez que desdeñes los misterios del mundo nada más porque conoces el hacer del desdén (...)"

 

No. 449.

"-¿Quien eres tú para pensar o decir qué cosa es importante? No sabes nada de las fuerzas que estás tocando."

 

No. 450.

"(...) Tienes razón. No hay nada más solitario que la eternidad. Y nada más cómodo para nosotros que la condición humana. Esto es ciertamente otra contradicción, ¿cómo puede el hombre conservar los vínculos de su humanidad y al mismo tiempo aventurarse, con gusto y con propósito, en la absoluta soledad de la eternidad? Cuando logres resolver este acertijo, estarás listo para el viaje definitivo."

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post